Lomas de Zamora: Ya son seis las mujeres que denunciaron abusos de un pastor evangélico

Dos mujeres se sumaron a las denuncias por abuso sexual contra un pastor evangélico de 65 años, que estaba a cargo de una iglesia en Lomas de Zamora. Ya son 6 las víctimas, una de ellas era menor de edad cuando ocurrieron los hechos.

Fuentes judiciales informaron que la fiscal Marcela Juan, de la UFI 16 de Lomas de Zamora, pidió la prisión preventiva para el pastor acusado de los abusos, identificado como Pedro Romero, de 64 años.

En los próximos días, la jueza de Garantías 6 de Lomas de Zamora, Laura Ninni, deberá decidir si hace lugar al pedido de la fiscal.

El caso salió a la luz luego de las cuatro denuncias iniciales. En todos los casos, se trataba de abusos cometidos entre 2004 y 2017 por Romero, en distintos lugares de la Iglesia Evangélica que tenía a su cargo, ubicada en Celina de Minetto al 876, en Villa Centenario, Lomas de Zamora.

Tras conocerse el caso, otras dos mujeres se acercaron a la UFI 16 de Lomas de Zamora a denunciar al hombre por lo que la fiscal pidió la prisión preventiva del pastor por 6 casos de abuso sexual.

Según la acusación y el relato de las víctimas, en todos los casos Romero amenazaba a las mujeres con “maldiciones” o “accidentes en la calle” para cometer sus abusos, además de aprovecharse de situaciones de angustia que vivían las víctimas.

En uno de los casos, además, el sujeto simuló un “ritual” para que una de las víctimas quedara embarazada, que consistía en manosear su cuerpo.

En ese caso, la acusación apunta que el pastor se aprovechó de la desesperación de una pareja por tener un hijo. “Se hizo amigo de mi esposo pero me pedía que lo fuera a ver a una oficina que estaba junto al templo, fuera de los horarios habituales”, recordó la víctima.

La mujer que en 2015, cuando ocurrieron los hechos, dijo que el pastor le aseguró que “gracias él y a sus poderes” ella quedaría embarazada. Tras citarla a su oficina, le dijo que se desnudara para participar de un ritual, siempre con excusa de lograr el embarazo. De esta manera, el pastor manoseó todo su cuerpo ante el sufrimiento de la víctima.

También la víctima contó que desde ese momento y hasta 2017, el hombre la hostigaba y le pedía que lo fuera a ver sola, y que no le contara a nadie. Cuando repitió el abuso, la víctima escapó y él la amenazó, “No digas nada porque te va a caer una maldición muy grande”, le advirtió.

En los otros casos – en uno la víctima era menor -, se repitió un modus operandi: las convencía para que fueran solas al templo, fuera de los horarios de culto, y las manoseaba con la excusa de sacarle “maldiciones de encima”.

A partir de las denuncias, la fiscal Marcela Juan constató la veracidad de los relatos y ordenó la detención del pastor Pedro, que se concretó el mes pasado.

Los investigadores no descartan que existan otras víctimas de este hombre de 65 años por lo que podrían sumarse denuncias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.