Lomas de Zamora: Tras 28 años, se realizará el juicio por la Masacre de Wilde

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de Lomas de Zamora designó fecha para el juicio oral y público por la denominada “Masacre de Wilde” ocurrido el 10 de enero de 1994 en el que cuatro personas fueron asesinadas por policías que los confundieron con delincuentes, en Avellaneda. Comienza el 17 de octubre.

Raquel Gazzanego, viuda de uno de los cuatro asesinados, el vendedor de libro Edgardo Cicutín, afirmó: “Es una emoción enorme y todavía no puedo definir lo que siento porque fueron más de 28 años esperando este momento”.

Por otro lado, manifestó que tiene la expectativa de que “los abogados defensores no pongan palos en la rueda de la justicia y que se pueda llegar a una condena”.

“Se ha dilatado tanto todo. El juicio se podría haber hecho mucho antes, pero la justicia en este país es así. Ahora espero que los jueces se saquen la venda de los ojos, que lean la causa, independientemente de escuchar a los testigos. Espero una justicia justa y cárcel a los culpables de fusilar a Edgardo y a las otras víctimas, luego de 28 años y seis meses. Recién voy a festejar cuando llegue el momento del veredicto”, expresó Gazzenego.

En el banquillo de los acusados estarán los ex policías Osvaldo Lorenzón, Eduardo Gómez, Marciano González, Roberto Mantel, Hugo Reyes, Pablo Dudek, Julio Gatto, Marcelo Valenga y Marcos Rodríguez, éste último el único detenido ya que se mantuvo prófugo 20 años, hasta el 2014.

Los jueces dispusieron que del 17 al 21 de octubre se realice la producción de pruebas ofrecidas por las partes. En tanto, en la semana del 24 al 28 de octubre será el momento de los alegatos. El juicio se desarrollará en la Sala Grande del Departamento Judicial, a partir de las 9 horas.

El hecho

La «Masacre de Wilde» ocurrió el lunes 10 de enero de 1994, cuando los policías de la entonces Brigada de Lanús persiguieron y asesinaron a balazos a los ocupantes de dos autos, presuntamente al confundirlos con un grupo de delincuentes que buscaban.

De acuerdo a los peritajes, ambos vehículos y las víctimas recibieron unos 200 impactos de bala calibre 9 milímetros disparados con pistolas y al menos un subfusil Uzi.

La «Masacre de Wilde» tuvo como víctimas al remisero Norberto Corbo y a sus pasajeros, Claudio Mendoza y Enrique Bielsa, quienes viajaban a bordo de un Peugeot 505, y al vendedor de libros Cicutín, que se trasladaba en un Dodge 1500, conducido por Claudio Díaz, el único que sobrevivió al ataque.

Los cinco fueron atacados a tiros por efectivos de la Brigada de Investigaciones de Lanús que al parecer los confundieron con delincuentes y les dispararon cerca de 200 veces.

El único de los nueve ex policías acusados que se encuentra detenido es el ex cabo Rodríguez, ya que permaneció prófugo 20 años y fue detenido en 2014 en Córdoba.

Todos los ex efectivos afrontan cargos por los delitos de «cuádruple homicidio simple y un homicidio simple en grado de tentativa», por la única víctima del ataque que sobrevivió.

En principio, los policías que intervinieron en el hecho fueron detenidos, aunque la Cámara de Apelaciones y Garantías los sobreseyó y liberó.

Tras apelaciones de familiares de las víctimas, en 2003 y en 2007 volvieron a ser sobreseídos, aunque la causa siguió su curso hasta la Suprema Corte de Justicia bonaerense, que ordenó reabrir el expediente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.