Lanús:Otro colectivero agredido en un robo y amenazas de paro de choferes

línea-295El episodio ocurrió el viernes por la noche en Lanús. El chofer de la línea 295 fue abordado por seis individuos simulando ser pasajeros, pero uno de ellos se abalanzó contra el chofer para robarle. Recibió tres cortes en el cuerpo, uno de ellos en el rostro. El 22 de julio, un chofer de la misma empresa fue asaltado. Reclamaron con un cese de actividades más seguridad.

Un chofer de 43 años resultó herido el viernes de varios cortes, uno de ellos en el rostro, tras un robo en el partido bonaerense de Lanús. Otro robo, otro ataque a un colectivero. La problemática persiste y la alarma sigue encendida.

El hecho se produjo cerca de las 20:30 cuando un interno de la empresa 295 -que une varios barrios de Lanús, el Cementerio de Avellaneda, Wilde- iba rumbo a una de las cabeceras, y fue abordado por seis individuos simulando ser pasajeros, pero uno de ellos se abalanzó contra el chofer para robarle.

Tras una breve pelea, el trabajador recibió tres cortes en el cuerpo, uno de ellos en el rostro, pero nada grave, indicaron los informantes.

Los ladrones se llevaron diferentes objetos de valor del conductor y otras dos personas que estaba sobre la unidad.

Ayer, desde los galpones de la empresa de colectivos, choferes y delegados «exigían mayor seguridad para todos los choferes que trabajan desde las 20 a 7 de la mañana del día siguiente» porque según ellos trabajan «inseguros».

El 13 de agosto mataron a un colectivero de tres balazos en Lanús. Se trata de Ramón Silva, por quien la semana pasada hubo una marcha para pedir seguridad. El robo  y homicidio fue cuando el chofer salía de su casa.

El 22 de julio, al menos cuatro ladrones asaltaron a un colectivo de la línea 295, en el partido de Lanús, y luego de robarle a más de una decena de pasajeros escaparon hacia un asentamiento, lo que motivó que los choferes de esa empresa de colectivos realizaran un paro del servicio en reclamo de mayor seguridad.

El asalto fue cometido cerca de las 06:00 hs. en el cruce de Bustamante y Suipacha, de Lanús Este, donde el grupo de asaltantes abordó un interno de la línea 295 -que cubre el trayecto Lanús-Wilde- y amenazó a cerca de una decena de pasajeros y al chofer con armas de fuego.

Tras apoderarse del dinero y objetos de las víctimas y del colectivero, los ladrones se bajaron del transporte y se encaminaron rumbo al asentamiento conocido como Villa Sapito, situado a pocos metros.

El 11 de ese mismo mes, un colectivo de la línea 514 fue asaltado en Claypole y desde la empresa reclamaron más medidas para combatir la inseguridad. El hecho ocurrió durante la madrugada cuando dos delincuentes abordaron el colectivo, amenazaron al chofer y robaron las pertenencias de los pasajeros. Tras hacer bajar a todos los ocupantes del vehículo, lo dirigieron hasta Florencio Varela y lo abandonaron a poca distancia, según explicaron desde la línea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.