Lanús: Protesta y corte de feriantes que piden volver a trabajar

«Nosotros tenemos un protocolo y necesitamos trabajar», advirtieron. Fueron recibidos por autoridades, pero la respuesta fue negativa.

Feriantes de Lanús cortaron la avenida Hipólito Yrigoyen al 3600, frente a la Municipalidad, para reclamar que les permitan volver a trabajar en cuarentena con el protocolo correspondiente. Aunque ya tuvieron tres reuniones con autoridades municipales, piden ser recibidos por el intendente Néstor Grindetti.

Se apostaron esta mañana sobre la arteria y bloquearon el paso de vehículos. Reclaman volver a trabajar y exigen ser atendidos por el jefe comunal. Ya hace 90 días que no tienen ingresos y su situación cada día empeora.

Desde el municipio explicaron, que ya fueron elevados los protocolos a la Provincia pero la decisión no depende de ellos. “No es que los autorizamos o los dejamos de autorizar. Cuando los elevamos, autoridades bonaerense lo rechazaron porque no están dadas las condiciones para que este rubro pueda abrir. Entendemos el reclamo y hasta lo compartimos. Quedamos en que vamos a presentarle una nota conjunta entre el Municipio y la agrupación de feriantes”, explicaron.

De todas maneras el secretario general de la asociación de feriantes del distrito, Adrián Argulo, hizo visible la disconformidad del sector. “No nos conforma esa respuesta ya que vemos que en otros municipios, como es el caso de Avellaneda y La Plata, sus ferias están habilitadas trabajando siempre con un protocolo. Nosotros tenemos un protocolo y necesitamos trabajar”, señaló.

Argulo detalló, en contacto con este medio, que este lunes lograron reunirse con autoridades, pero la respuesta fue negativa. “Nos volvieron a decir que tienen toda la voluntad de abrir la feria pero que la Provincia de Buenos Aires no se lo permite”, sostuvo.

Quienes están al frente del reclamo son comerciantes minoristas que venden alimentos de primera necesidad: “Hace dos meses y medio que venimos negociando, diciendo que al ser puestos de pollo, pescado, verdulería, carnicería y artículos de limpieza, nunca deberían haber sido levantados del Municipio de Lanús”. Consideran que se “ajustan al Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) nacional”.

Otro de los manifestantes, César, remarcó en diálogo con este medio que “no es la primera vez” que se acercan al Municipio para reclamar. “Hay un protocolo que indica que se iban a empezar a abrir los negocios más necesarios, de a poco… ¡Pero a nosotros nos dicen que no se puede trabajar! Necesitamos una solución”, planteó.

Las ferias son actividades que reúnen mucha gente y por este motivo, están prohibidas por el momento en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), que se encuentra cursando la Fase 3. La semana pasada, el Municipio habilitó algunas actividades: la obra privada de apuntalamiento y demolición, servicios inmobiliarios y martilleros, servicios jurídicos, servicios de contaduría y auditoría, y servicios de arquitectura e ingeniería. “En todos los casos deberán cumplir con los protocolos”, precisaron las autoridades.

Estos permisos se sumaron a los ya habilitados a lo largo de los últimos meses: industria automotriz y autopartes, electrónica y electrodomésticos, indumentaria, productos del tabaco, metalurgia, maquinaria y equipos, calzado, gráfica, ediciones e impresiones, madera y muebles, juguetes, cemento, productos textiles, manufacturas del cuero, neumáticos, bicicletas y motos, química y petroquímica, celulosa y papel, plásticos y subproductos, cerámicos, venta minorista de artículos de bazar y menaje, muebles y colchones, electrodomésticos, cartón y artículos de librería, y artículos de relojería y joyería. Además, se suman los servicios de kinesiología, podología y actividad notarial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.