La Plata: Emboscan al Pata Medina al llegar al hospital Italiano y terminó detenido

Una situación repudiable y de extrema violencia se desarrollo por la mañana en la puerta del Hospital Italiano de La Plata, cuando un grupo de matones que responden a Iván Tobar, agredió cobardemente al Pata Medina y su hija, escenas que se vieron por los videos donde también destruyeron el auto en el que llegó Medina y su hija.

Curiosamente del lado de los violentos agresores no hubo detenidos, pero terminó aprehendido Medina quien le reclamo a los policías presentes por no actuar y ante una burla reaccionó golpeando a uno de los efectivos a los que comenzó a insultar, pasando de víctima a imputado de lesiones leves, atentado y resistencia a la autoridad y daño, siendo trasladado a la comisaría 4ta de La Plata, junto a él fueron aprehendidos su hija y un joven que los acompañaba.

El periodista Gustavo Grabia contó quien es el hombre que le disputa la conducción de la UOCRA al Pata Medina y alertaba sobre la peligrosidad del mismo apuntando a la llegada de las mafias y las barras a la política usando los sindicatos como medio.

Tobar nació en Ensenada hace 40 años y es el hermano menor de Miguel, alias el Negro, otro hombre de mismo perfil y prontuario que está actualmente con prisión domiciliaria a la espera de un juicio donde se lo acusa de un homicidio en 2015 y que ya estuvo preso en 2009 por el triple crimen de policías en la planta transmisora de la ciudad, caso por el que fue finalmente sobreseído. Ambos hinchas de Estudiantes, se convirtieron rápidamente en barrabravas y trabajaron además como punteros municipales tanto en Tolosa como Ensenada.

Junto a su compadre Adrián el Gato Socío formaron el núcleo fuerte de la barra de Los Leales, como se autodenominan los dueños del paravalancha de Estudiantes y para ganarla iniciaron una guerra sin cuartel contra quienes eran los jefes por entonces y lideraban la facción El Túnel, Fabián Gianotta y Gustavo Mastrovitto, guerra que duró tres largos años entre 2009 y 2011, dejó una decena de víctimas fatales y varias condenas judiciales, entre ellas una al propio Iván Tobar dictada por el Tribunal 2 a ocho años de prisión por el intento de homicidio de Mastrovitto. Cuando salió de prisión, Tobar decidió que la tribuna volvería a ser suya y otra vez en alianza con el Gato Socío la tomaron para sí y ya no la cedieron más.

Tobar además tiene una vida ligada al sindicalismo ya que a comienzos de los 2000 fue delegado en el sindicato de Comercio, después cobró notoriedad como empleado del Mercado Central de La Plata donde acumuló denuncias de los puesteros por presunta extorsión a cambio de seguridad y finalmente arribó a la UOCRA de la mano del Pata Medina. Allí se convirtió en el hombre que hacía los mandados del jefe junto a otro pesado del ambiente, David Alzogaray, que era el delegado de Agustín, el hijo del patriarca. Pero cuando la Justicia avanzó sobre la familia Medina y el titular nacional del gremio, Gerardo Martínez, dispuso la intervención, ambos creyeron que había llegado su momento y se pasaron de bando. Formaron una alianza con Carlos Vergara, el primer interventor, y empezaron a copar todos los locales que antes pertenecían a Medina. Desde entonces se desató una guerra sin cuartel entre ambos sectores y para ganarla, Tobar terminó trayendo barrabravas de Rosario Central y Newell’s a través de una gestión que hizo con Andrés Pillín Bracamonte, el máximo barra de Santa Fe y ligado a la estructura de Los Monos.

Con esa fuerza de choque, Tobar ganó territorio y hasta hizo pata ancha en YPF, por ejemplo, que era uno de los lugares más preciados. El tema es que Medina consiguió su libertad morigerada el año pasado y la batalla recrudeció. Hay múltiples denuncias cruzadas por enfrentamientos a tiros por toda la zona. Tobar además negoció con el nuevo interventor, César Trujillo, y para lograr más poder coqueteó con irse al sindicato rival de la UOCRA, Sitraic, que maneja el presidente del club Los Andes, Víctor Grosi, con anuencia de la barra de ese club.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.