Télam: Actuar al margen de la ley

El Sindicato de Trabajadores de Prensa (SITRAPREN), representante del colectivo de los/as trabajadores/as de Télam, denunció desde junio del año pasado la ilegalidad con la cual la empresa llevaba adelante una negociación colectiva paralela con una organización de segundo grado –FATPREN– que no posee representación en la Agencia, promoviendo así la división de los/as trabajadores/as al considerar erróneamente que a los/as corresponsales no les corresponde lo mismo que a sus empleados/as de la Ciudad de Buenos Aires

Si este proceder ya era ilegal, peor se tornó la situación cuando el pasado 13 de diciembre la Sala VII de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo anuló el mandato del Secretariado Nacional de FATPREN, que fuera designado por el Congreso Nacional Ordinario llevado a cabo en septiembre de 2019, por considerar que existieron «vicios trascendentes que podrían influir en la expresión de la voluntad colectiva«Ello ya que en esas elecciones se impidió la participación democrática de otras organizaciones sindicales que debieron recurrir a la Justicia en defensa de sus derechos.

La misma sentencia ordenó al Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social designar «un delegado normalizador para que ponga en marcha un nuevo proceso electoral y ejerza las facultades administrativas atinentes al desenvolvimiento de la entidad sindical (cfr. art. 56 de la ley 23.551)«.

No obstante, lejos de cumplir con la sentencia definitiva, la cartera laboral hace oídos sordos, y continúa tratando con los/as mismos/as dirigentes cuyo mandato fue anulado por la Justicia

En este sentido, tras suspender la audiencia convocada para el 19 de enero del corriente año a la que debía comparecer aquella organización en el marco de la paritaria paralela e ilegal con Télam, el Ministerio volvió a convocar a las autoridades sin mandato para el próximo jueves 24 de febrero, en un horario posterior al de la audiencia a la que deberán comparecer SITRAPREN y Télam.

Resulta evidentemente improcedente e incluso peligrosa la postura asumida por el Ministerio de Trabajo, cuya función debería ser la de velar por el cumplimiento de las leyes laborales y sindicales. Igualmente improcedente resulta la conducta de las funcionarias de Télam, que actúan prácticamente como defensoras de la organización de segundo grado con la que pretenden «negociar».

A tal punto esto es así, que la empresa llegó incluso a afirmar en una presentación efectuada ante el Ministerio de Trabajo que los sueldos básicos de los/as corresponsales se deberían fijar para cada categoría profesional por Comisiones paritarias constituidas para tal fin, teniendo en cuenta «…la importancia de la zona y la capacidad económica de la misma», entre otros factores, desconociendo de tal modo lo que establecen el Estatuto del Periodista, el del Empleado Administrativo de Empresas Periodísticas y los Convenios Colectivos de Trabajo 301/75 y 124/75.

Cabe señalar, que se trata de la misma cartera laboral y de las mismas funcionarias de Télam que desde enero del año pasado dilatan la conformación de la Comisión Paritaria Permanente que determinan los estatutos profesionales y convenios, razón por la cual durante más de un año no se fijaron audiencias para tratar condiciones de trabajo y otros temas aún sin resolución.

Lamentablemente, el actual Directorio de Télam termina de tal modo aplicando igual metodología que la gestión macrista, obligando a los/as trabajadores/as de la Agencia y a quienes los/as representamos a judicializar los distintos reclamos para así ganar tiempo, atento la demora que lleva obtener resultados por esa vía. 

Esperamos que en esta suerte de imitación de la conducta macrista que llevan adelante las autoridades de la Agencia, no procedan a armar nuevas causas contra los dirigentes de SITRAPREN, tal como lo hizo la anterior gestión. Aunque –claro está– no les hace falta, ya que ahora son ellas las ocupan el banquillo acusador al continuar con las causas que armó el macrismo en base a acusaciones falsas, actuando así en clara sintonía con la persecución sindical que caracterizó a esa época.

Por todo ello, esta organización gremial no avaló ni avalará ninguna ilegalidad, porque no seremos cómplices del perjuicio que se pretende ocasionar de tal modo a los/as trabajadores/as de la Agencia, motivo por el cual continuaremos luchando en las distintas instancias para evitar que resulten vulnerados los derechos de nuestros/as representados/as, cuya defensa es para nosotros prioritaria.

Comisión Directiva

2021-2025

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.