Hospital Presidente Perón de Avellaneda, una cueva de corrupción

Todas las semanas se conocen nuevas denuncias contra el Hospital Presidente Perón, denuncias que no son atendidas por el Director Ejecutivo de la Región Sanitaria VI, el médico Luis Parrilla, el Director Asociado Luis Martínez y la Directora Asociada Melina Espósito.

Por sobre estos funcionarios inútiles o que no funciones para ser más suave, se encuentra el Director Provincial de Hospitales Dr. Juan Sebastián Riera y por sobre este el máximo responsable del desastre que es el Hospital Perón de Avellaneda, el militante ministro de salud Nicolás Kreplak, quien nunca en su gestión se ocupó de las denuncias de miles de pacientes y solo bajó al hospital para obras millonarias que no mejoran la atención médica, sino que son reformas edilicias que duran un par de meses y vuelven al estado original por falta de cuidados y mantenimiento.

Es decir, el hospital es un buen motivo para blanquear gastos millonarios de la política, pero el servicio principal y de utilidad que tiene un hospital y es justamente la salud pública, sigue siendo un tema pendiente del que nadie se ocupa, el hospital cuenta con 4 directores médicos que no atienden a los ciudadanos, no se los encuentra en la dirección y no solucionan nada.

Obviamente si las cabezas no se ocupan, de ahí para abajo todo es un caos, demoras de más de 10 horas de espera en la Guardia Médica, mala atención y hasta maltratos a los pacientes, mala praxis de la que nadie se hace cargo y por si fuera poco, robos continuos a los que esperan para obtener un turno, porque aunque parece increíble, en el Perón, para sacar turno hay que pasar la madrugada bajo el frío o la lluvia hasta las 08:00 hs, en que abren las puertas para seguir esperando 3 horas más promedio, es decir, 12 o más horas para un turno que no es seguro, porque al llegar a la ventanilla se pueden encontrar con que no hay turno o no hay especialista, así de maltratados son los pacientes en el hospital y nadie hace nada.

Por eso cuando el gobernador Axel Kicillof habla de derechos, o miente o le mienten, como sea, es su responsabilidad saber en qué ministros puede confiar y en cuales no, lo único concreto es que así, el Hospital Presidente Perón es deficitario, se pagan sueldos a muchos directores que nos cuestan millones y no están a la altura del cargo, todas estas cosas deben ser recordadas al momento de votar, porque peor no se puede estar.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *