Grindetti y Kravetz, dos oportunistas de la inseguridad

La noticia informada desde el municipio a los medios con pauta, los que no preguntan es la siguiente:

El intendente de Lanús, Néstor Grindetti, busca crear una fuerza especial, armada con pistolas Taser, para desempeñarse en la estación ferroviaria y las zonas de alto tránsito. Envió un proyecto de ordenanza al Concejo para la compra de los dispositivos.

El Ejecutivo giró un proyecto de ordenanza al Concejo Deliberante para la adquisición de 30 dispositivos de electrochoque con la finalidad de “crear una cuadrilla especial de agentes de seguridad municipales y policías locales“, informaron desde la Comuna.

Grindetti y el jefe de Gabinete y responsable de Seguridad local, Diego Kravetz acordaron la elevación del proyecto de ordenanza al deliberativo local para la adquisición de esta tecnología que será utilizada por los agentes de Seguridad Ciudadana del municipio y efectivos de Policía Local que tendrán funciones específicas en la estación de Lanús y zonas de alto tránsito.

“Ya en pleno siglo XXI, no es lógico seguir discutiendo con un sesgo meramente ideológico, que medios o nuevas tecnologías utilizar para combatir uno de los mayores flagelos que afecta a todos los ciudadanos por igual, como es el de la inseguridad”, señala el proyecto entre los fundamentos. Y agrega: “Un arma de electrochoque está específicamente diseñada para no matar, por cuanto su objetivo es incapacitar a una persona a partir de una descarga eléctrica que lo inmoviliza temporalmente”.

La realidad es que Grindetti y Kravetz como muchos han encontrado en la inseguridad una venta interesante para gastar millones que dejan remanentes para financiar la política, es decir, no aportan mejoras a la seguridad de los vecinos y solo hacen crecer el gasto municipal, justificado en seguridad.

El costo que implica la práctica del uso correcto de las pistolas Taser es elevado por el costo de cada cartucho de repuesta que tiene un precio en dólares.

Mienten o no entienden nada de como funciona la calle cuando dicen que con 30 pistolas y un grupo seleccionado de agentes municipales y policías pueden aportar una mejor prevención, ya que como se vio en el asesinato del policía federal, el incidente se resolvió en segundos y puede surgir en cualquier lugar, entonces tener las pistolas en un grupo no tiene mucho sentido, no existe tiempo para que lleguen con la Taser a resolver una amenaza.

Kravetz no ha podido a la fecha armar operativos seguros para la policía en la prevención de delitos y controles, pero cree que la pistola Taser puede ser útil?.

Lo sencillo es decir que es una cuestión ideológica su uso o no, pero la realidad es que no tiene idea de lo que es el trabajo policial, por más ganas que le ponga, lo de Kravetz es para las cámaras.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *