Gerónimo Izetta un curioso homenaje en el HCD de Avellaneda que bastardea su lucha

Si la «honorabilidad» del HCD de Avellaneda, estaba devaluada por la conducta de sus miembros, querer «venderle» a los vecinos como algo loable el recordar a un histórico dirigente gremial de proyección internacional, con algunos impresentables de la política y el sindicalismo, más algunas ausencias, entonces son un circo.

Gerónimo Manuel Izetta, fue un líder y un valiente, desafío a cualquiera a que me nombre un solo sindicalista que reúna esas condiciones hoy, por su activa militancia política y sindical, se tuvo que exiliar en el Uruguay y varias veces fue detenido donde recibió torturas y apremios ilegales.

Entonces parece una burla que en la foto de alguien con tanta entrega estén personajes muy opuestos en valores y compromiso, el mejor ejemplo es Maximiliano Gallucci, presidente del bloque de Juntos por el Cambio y miembro de una familia que ha despedido trabajadores a los que no indemnizó ni cuidó.

El gran ausente fue Hernán Doval que parece más contento firmando convenios con el intendente que representando a los trabajadores municipales, pero su ausencia se entiende, no se justifica.

Hace muchos años les recomiendo a los vecinos que vayan al HCD a escuchar y ver las sesiones porque se van a llevar muchas sorpresas.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.