En Avellaneda algunos venden «pescado podrido»

  Ayer, una publicación en la red social Facebook, en el Foro de Avellaneda Segura, un supuesto vecino alertaba de un grupo de fisuras, esa fue la palabra que uso, que habían copado la esquina de Estrada y Suárez, aseguraba el supuesto denunciante que molestan a las mujeres y que no se puede pasar por la puerta del sindicato de químicos porque te piden dinero, aseguraba incluso haber discutido con uno al quererlos escrachar, pero que por la pinta tuvo miedo, que cuando se retiró uno lo siguió.

Ante esto comenté que las redes no son el lugar para pedir ayuda y que su relato tenía varios puntos incongruentes, porque si bien la zona tiene un problema de seguridad, es raro que alguien que discute, sabiendo que puede haber una reación luego no haga nada si lo sigue la persona con la que confrontó, porque o no confrontas o asumis los riesgos, amén de eso lo lógico es llamar al 911 y convocar a la policía.

Bien, como es costumbre en las redes, aparecieron los que no interpretan lo que leen y me acusaron de justificar a los vagos y delincuentes diciendo una comentarista serial que yo seguramente hacía lo mismo que ellos, a lo que mi respuesta fue preguntar si era tarada, algo mucho menor que acusarme de delincuente, siguieron otros comentarios de «valientes online» proponiendo justicia por mano propia y otros pretendiendo enseñarme como responder.

Para aclarar las cosas fui al lugar como debe ser y comprobar de visu si la publicado era cierto, en la esquina efectivamente había un grupo de muchachos, algunos bebiendo y otros parados, el aspecto no era el de estudiantes o yupies pero tampoco me parecieron para temer, así que estacione y descendí para caminar la cuadra, en el sindicato había una guardia de delegados y afiliados con los chalecos del gremio y enfrente un camión de la Guardia de Infantería de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, cuando comencé a tomar fotos, me preguntaron de dónde venía y sin problemas les expliqué mi presencia en el lugar, me invitaron a pasar al hall del edificio y realizaron consultas para brindar información, la policía también pregunto y sin problemas en unos minutos me informaron que hay una guardia por amenazas de tomar y romper el sindicato, que el fin de semana balearon el auto del secretario general y por ese motivo se encontraba la policía, respecto de la publicación, negaron que en estos días hubiera pasado algo e incluso que se acercaran fisuras a pedir o molestar porque ellos mismos los hubieran echado del lugar.

Hable con algunos comerciantes y vecinos, incluso el supermercado chino ubicado en la cuadra sus empleados manifestaron sentirse más seguros estos días.

Es de esperar que el conflicto gremial no afecte ni la tranquilidad de los vecinos, ni la salud de los empleados del sindicato, donde la cosa está complicada y esperamos las partes puedan arribar a un entendimiento en beneficio de los afiliados.

Con esto, queda confirmado que quien envió el mensaje con la denuncia o mintió o habla de otro momento, por el contenido es muy posible que haya sido producto de alguin con intereses que no son mejorar la seguridad de los vecinos, por lo que llamé a Marcelo Frecha responsable del sitio donde se publicó la denuncia para saber si estaba chequeado el tema y si sabía de la situación en el sindicato, el que reconoció que desconocía esos hecho y que iba a averiguar al respecto. Tengo el mejor de los conceptos de Marcelo, siempre destaco su trabajo de informar a los vecinos por lo que estaría bueno que los que envían mensajes eviten pudrir un sitio de comunicación de los vecinos y a los que opinan sin estar informados que entiendan que generar miedo no sirve, hay problemas de seguridad reales de los que nadie se ocupa, sean adultos e inteligentes.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *