El salario mínimo será de $2.300 en septiembre

El Ministro de Trabajo, Carlos Tomada, llevó adelante la negociación entre los gremialistas y los empresarios. El piso salarial subirá 25% a partir del próximo mes. Cristina Kirchner presenció la firma del acuerdo con la CGT, la CTA y las cámaras empresarias. «No puede haber empresas sin trabajadores ni trabajadores sin empresas», resaltó la Presidente.

Finalmente, luego de una tarde de ardua negociaciones, el diálogo entre el Gobierno, los gremialistas y los representantes de las cámaras empresarias llegaron cerca de las 22:00 hs. a un acuerdo. 

El Gobierno, empresarios y sindicalistas acordaron una suba del salario mínimo vital y móvil del 25 por ciento, por lo cual, el nuevo piso de haberes se sitúa en 2.300 pesos, excluidas las asignaciones familiares. Así lo informó el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, tras una negociación que demandó más de cuatro horas y media de negociaciones, en la sede de la cartera laboral.

Al anuncio oficial se sumó pasadas las 22:00 hs., la presidente Cristina Kirchner junto con el ministro de Economía y candidato a Vicepresidente, Amado Boudou, y el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini.

El nuevo salario mínimo pasará de $1.840 a $2.300 a partir del mes de septiembre y, a diferencia de lo que sucedió en otras oportunidades, esta vez no se pagará en forma escalonada. 

La presidente Cristina Kirchner ingresó a las 22:10 hs. para participar de la firma del acta. «Los dirigentes han estado a la altura de lo que espera la sociedad», declaró. 

«Se observará que lo de acá no son intereses contrapuestos. Al contrario, son intereses coincidentes. No puede haber empresas sin trabajadores ni trabajadores sin empresas«, indicó. 

La mandataria se comprometió a trabajar para generar «más formalidad» y más «empleo» que «hoy todavía, a pesar del crecimiento económico» encuentra a sectores sin inserción laboral. 

«Acá hay sectores que cada vez se tienen que aunar más. Vamos a tener que trabajar mucho en el tema de la competitividad, no sólo vinculada a lograr mejores rindes del sector empresarial, sino también del sector laboral. Las dos cosas van unidas«, suscribió.  

Cristina Kirchner expresó que «hoy tenemos el mejor salario mínimo de Latinoamérica no sólo en monto sino también en poder adquisitivo y esto me llena de orgullo que se haya podido llegar por consenso».

«Hemos comenzado a pensar en un país de largo plazo», dijo la Jefa del Estado.

«Se logró un crecimiento extraordinario en estos ocho años y se generaron millones de puestos de trabajo. Hay que continuar creando más formalidad. Durante años no hubo capacitación ni industrialización, pero no puede haber hoy intereses contrapuestos. El crecimiento de unos hace al de los otros», sostuvo la presidenta en su mensaje desde Trabajo. 

Por su parte, Carlos Tomada dijo que «lo más importante es que ha triunfado el consenso y el equilibrio que es una garantía para el futuro de todos».

«Este ha sido un trabajo de conjunto con una clara sensibilidad de los tiempos que corren y primó el bien común», expresó el ministro quien anticipó que en poco tiempo será tratado el incremento en las asignaciones familiares. 

Una jornada de negociaciones

Por el lado de los empresarios estuvieron Daniel Funes de Rioja y Horacio Martínez (Unión Industrial Argentina), Alberto Frola (Confederaciones Rurales Argentinas), Jorge Alvarez (Unión Argentina de Entidades de Servicio), Héctor Orlando (Bolsa de Comercio) y Juan Ciolli (Central de Entidades Empresarias Nacionales). Los bancos, la construcción,la Sociedad Rural,la FederaciónAgrariay algunas entidades PYME enviaron suplentes. En cambio, porla CGT estuvo su titular, Hugo Moyano, el metalúrgico, Antonio Calo, Andrés Rodríguez y Omar Viviani, entre otros, en tanto que porla Centralde Trabajadores Argentinos lo hicieron su titular Hugo Yaski, Pedro Wasiejko y Stella Maldonado.

La reunión comenzó con posiciones de extrema de ambas partes, quienes en los primeros encuentros de la mañana, en el marco dela Comisiónde Salario del Consejo, no lograron un dictamen único. Así, cuando el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, abrió el plenario del Consejo alrededor de las 16:00 hs., la reunión se cerró con un fracaso. Así, a pedido de las partes, Tomada volvió a convocar a un nuevo plenario para las 17:00 hs., es decir, apenas 60 minutos después del primer encuentro que terminó sin acuerdo. Una vez, los técnicos dela Comisión de Salario, retomaron las negociaciones.

Las negociaciones entre los equipos técnicos comenzaron temprano en el Ministerio de Trabajo. A partir de las 15:00 hs., el diálogo se trasladó al plenario, que nunca funcionó como tal. Es que en principio se dividieron gremialistas y sindicalistas por separado para analizar el tema. 

Sin acuerdo, el diálogo pasó a cuarto intermedio hasta las 17:00 hs., pero fueron muchas horas después cuando finalmente se pudo acercar posiciones entre las partes. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.