El Gobierno amplió un 30% los aportes a obras sociales

El gobierno decidió aumentar un 30 por ciento el Subsidio Automático Nominativo (SANO) que reciben las obras sociales sindicales, con retroactividad a enero último, por lo que esas entidades gremiales recibirán alrededor de 800 millones de pesos anuales.

El gobierno decidió también incrementar en un porcentaje similar la cápita que el PAMI paga mensualmente a las entidades sanitarias de los gremios por la atención de unos 450 mil jubilados.

La decisión del Poder Ejecutivo, materializada mediante un decreto que se publicó en el Boletín Oficial, garantiza a las obras sociales un ingreso anual adicional de 540 millones de pesos al aporte garantizado de unos 2,4 millones de trabajadores activos.

A través de una resolución tripartita que debe difundir el gobierno, el valor de la cápita que el PAMI paga a las obras sociales sindicales por la atención a jubilados, aumentará también un 30 por ciento.

Esa cápita, que desde enero del 2009 se fijó en 114,5 pesos, pasará ahora, con retroactividad al primero de enero, a 148 pesos, que le asegurará a los gremios otros ingresos adicionales 200 millones anuales adicionales.

El gobierno estudia otro decreto por el cual se habilitaría la distribución entre las obras sociales de alrededor de 1.000 millones de pesos de los 3.800 millones acumulados en el Fondo Solidario de Redistribución (FSR), cuyo reparto los gremios exigen desde hace meses.

Esos fondos del FSR que pertenecen a los sindicatos, están actualmente depositados en una cuenta del Banco Nación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.