Dolores: Papelón judicial y político en la indagatoria que no fue, de Mauricio Macri

Con un circo mediático del macrismo que intentó una marcha en apoyo al ex presidente Mauricio Macri que debía declarar en calidad de indagado ante el Juez federal Martín Bava que investiga la causa por el espionaje a los familiares de las 44 víctimas del ARA San Juan, terminó siendo un papelón judicial y Mauricio Macri el único beneficiado.

Todos trabajan para obtener la impunidad de Mauricio Macri quien tiene como defensor al polémico ex fiscal Pablo Jorge Lanusse, quien ahora se muestra como un acérrimo anti k, pero fue de los primeros fiscales en participar de la política y justo en gobierno de Néstor Kirchner. Lanusse no solo conoce las «trampas» judiciales y políticas, sino que posee un conocimiento amplio del sector de inteligencia y espionaje del que curiosamente pocos hacen referencia.

La causa en sí ya es un «mamarracho», el fiscal federal siempre del lado de la defensa de los imputados, avalando sus pedidos, pero alejado de la función principal de los fiscales que es la de velar por la legalidad de los actos procesales, algo que en esta causa no se aprecia.

El rol de Lanusse es patético, toda la ética que siempre pregonó la despilfarra con cada intervención en la que sale a lanzar defensas mediáticas para la tribuna, pero se aparta de la búsqueda de la verdad y no tiene problemas en mentir, en eso comparten la cara bien dura con Mauricio Macri.

Por el lado del circo político, la marcha en apoyo fue un fiasco, si se descuentan los funcionarios, el personal policial y de seguridad no tuvieron ni 100 personas en apoyo, el mismo Mauricio Macri ante el panorama desolador no tuvo mejor idea que mentir, al afirmar que miles estaban demorados en las rutas por repentinos controles policiales que justo hoy se realizaban, sus dichos inmediatamente fueron desmentidos por los periodistas que cubrían la ciudad de Dolores, torpe y ridícula la posición en la que solo quedó Macri que sin esas declaraciones hubiera quedado mejor parado ante el papelón judicial.

Incluso las querellas parecen no haber advertido la irregularidad que terminó motivando la suspensión de la indagatoria.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.