Daniel Esteban Scherman, el «abogado» sin ética, moral y valor

Ya en otras oportunidades les he dedicado unos minutos de «fama» a esa categoría de liendres online que suelen agredir a otros usuarios en las redes sociales por el solo hecho de agitar ideologías sectarias, discriminatorias y usar una violencia que como todo cobarde solo existe en su mundo online.

Este personaje que se jacta de ser «abogado», es un habitual comentador de las redes donde todo lo que no sea de su agrado es por ser «peroncho», «K», «cabeza de termo», «genio del voto», «planero», «zurdo», etc. comentarios poco agradables para alguien que es abogado y se encuentra matriculado.

Viene bien este ejemplo para comprender que hace muchos años los colegios de abogados tienen una deuda pendiente con la sociedad cuando olvidan que entre sus muchas funciones está la de juzgar la conducta de sus matriculados y este impresentable está matriculado en el Colegio de Abogados de la Capital Federal con el Folio 100 Tomo 733, con fecha de matriculación 15/10/2008, declarando como domicilio legal Mendoza 3479 6°, con CUIT 20-25790010-0, de 45 años de edad y tributa como Monotributista categoría A??, el régimen de pequeños contribuyentes y el más bajo, según la lista actualizada al 2022, la facturación mensual de la categoría A es de hasta $38.834,59, raro en alguien que se muestra como un exitoso profesional y declare vivir en un departamento del barrio de Belgrano pueda siquiera pagar las expensas con lo que declara facturar, estimo que como abogado le suena el término evasión fiscal, pero seguramente alguien con su elevado concepto del honor y la moral tendrá una explicación a lo que parece un error.

Es egresado del Instituto Universitario de la Policía Federal Argentina (IUPFA), donde varios de los docentes de la carrera de abogacía han tenido un proceso penal, entre ellos ex oficiales de la PFA que dejaron la fuerza sospechados de casos de corrupción, menciono esto porque parecería que este señor odia todo lo que según el es corrupto, pero eligió estudiar la carrera entre varios corruptos, lo que evidencia la falta de coherencia de sus dichos.

Declara ser administrador de consorcios, con lo cual ya no cierra para nada su categoría A como monotributista, algo huele mal y hace ruido entre lo que muestra y ostenta este señor Daniel Esteban Scherman y lo que consta en las inscripciones oficiales.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.