Corea del Sur: Herederos del imperio Samsung pagarán millonaria sucesión

Lee Kun-hee era el hombre más rico de Corea del Sur. La cifra mencionada será pagada durante cinco años en seis cuotas. Es la más alta en la historia del país y supone «más de la mitad» de la herencia total.

Los herederos del recientemente fallecido presidente del grupo Samsung, Lee Kun-hee, informaron este miércoles 28 de abril que pagarán más de 12 billones de wones (más de 10.790 millones de dólares) en impuestos sucesorios. Se trata de la cifra récord en Corea del Sur, para acceder a su fortuna.

En un comunicado emitido por el grupo Samsung, la familia Lee dijo: «Es nuestro deber cívico y nuestra responsabilidad pagar todos los impuestos».

Agrega que «la familia planea pagar el monto total del impuesto sobre la herencia durante un período de cinco años en seis cuotas, comenzando en abril de 2021».

El grupo asegura que la cantidad a abonar al fisco surcoreano «es más de la mitad del valor del patrimonio total del fallecido presidente».

¿Quiénes se repartirán la herencia de Lee Kun-hee, el hombre más rico de Corea del Sur? Se la repartirán su viuda, Hong Ra-hee, sus dos hijas, Lee Boo-jin y Lee Seo-hyun, y su hijo Lee Jae-yong, líder de facto del conglomerado ya desde que en 2014 su padre sufriera un infarto que lo incapacitó hasta el día de su muerte.

Se cree que el patrimonio de Lee (fallecido en octubre pasado) supera los 20 billones de wones (unos 17.985 millones de dólares), y que un 80% correspondería a participaciones accionariales cuyo reparto entre los herederos no se explica en la nota enviada por Samsung.

El fallecido presidente poseía un 4,18% de la compañía estrella del grupo, Samsung Electronics, un 20,76% en la aseguradora Samsung Life, un 2,88% en la matriz del grupo, Samsung C&T, y un 0,01% en el fabricante de baterías Samsung SDS. La distribución se hará para fortalecer el liderazgo de Lee Jae-yong -que ya controla un 17,33 % de Samsung C&T- sobre el grupo.

Lee Jae-yong se encuentra actualmente en prisión después de que los tribunales dictaminaran que sobornó al anterior Gobierno surcoreano a cambio de favores, entre ellos, obtener el visto bueno a una controvertida fusión en 2015 de Samsung C&T y Cheil, otra empresa del grupo, que cimentó su liderazgo.

Por otra parte, los herederos anunciaron que donarán 1 billón de wones (unos 900 millones de dólares) para construir un hospital y un laboratorio de investigación para enfermedades infecciosas y un programa para costear tratamientos para niños con cáncer y enfermedades raras.

Y donarán 23.000 piezas de arte coleccionadas por Lee Keun-hee a dos museos nacionales en Seúl, con piezas de Pablo Picasso, Paul Gauguin, Claude Monet, Joan Miró o Salvador Dalí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.