Colegio de Técnicos de la Prov. de Buenos Aires Distrito III, viva la pepa

Cuando un ciudadano recurre a un «colegio» de profesionales, lo menos que espera es una respuesta institucional coherente y con la debida formalidad que en cualquier lugar del mundo serio ocurre. Pero, pareciera que en Lomas de Zamora las cosas son de una forma muy distinta, no solo dan respuestas incoherentes, nadie firma la información y si bien la misma fue enviada desde el correo institucional, bien podrían aducir que un desconocido usó su correo, sí, si son capaces de responder cualquier cosa, pueden poner cualquier excusa.

Demoré en escribir este primer artículo ya que hice todo lo correcto, a la información solicitada la verifiqué con todos los organismos responsables, me informé sobre la legislación vigente y además les solicite al Colegio de Técnicos de la Prov. de Buenos Aires Distrito III que ratifiquen o rectifiquen la informado porque de ser así, es el colegio quien debería verificar el correcto ejercicio de la profesión, según se desprende la Ley 10.411.

Ante la consulta que era bien sencilla, de verificar que el responsable de la obra se encuentra matriculado y en condición activa, además de advertir que los obreros se encuentran trabajando sin ningún tipo de elemento de seguridad en clara infracción a las normativas respecto a la seguridad e higiene, el Colegio de Técnicos de la Provincia de Buenos Aires, con su Mesa Ejecutiva, Presidente Di Cataldo, Pedro, Vicepresidente, Torres, Daniel Ángel, Secretario
Castellani, Daniel Edgardo y Tesorero Zambrana, Ezequiel Roberto, respondieron que las consultas planteadas debían ser dirigidas al Colegio de Técnicos de la Provincia de Buenos Aires Distrito III, con sede en Lomas de Zamora.

Las autoridades del Colegio Distrito III son, Presidente Costa, José Luís, Secretario Acosta, Patricia de Luján, Tesorero
Bruno, Leandro Luís, 1º Vocal Moraña, Eduardo Néstor, 2º Vocal Pulcini, Diego Maximiliano, 3º Vocal Niccoli, Guido Alfonso, 1º Vocal Suplente Luna, Silvio Eduardo, 2º Vocal Suplente Márquez, Luís Alberto, 3º Vocal Suplente Ivcevic, Noemí María. ¿Mucha gente no?

Su jurisdicción son los siguientes partidos: Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Cañuelas, Esteban Echeverría, Ezeiza, Florencio Varela, Lanús, Lobos, Lomas de Zamora, Quilmes, San Vicente.

El responsable de atender el correo institucional del Colegio ctdistrito3@hotmail.com.ar, ha dado respuestas ridículas y que evidencian una enorme contradicción que deja en ridículo a todos los que integran el mencionado colegio, en una primera respuesta sin brindar muchos detalles responde que el número de matrícula informado no corresponde con el de los datos del MMO., que respecto al incumplimiento de la seguridad e higiene corresponde que el Colegio de Seguridad e Higiene en el Trabajo de la provincia de Buenos Aires o el responsable de la obra de higiene brinde una respuesta.

El Colegio de Seguridad e Higiene no solo brindaron una explicación al respecto, sino que se sorprendieron por la derivación, ya que a los MMO corresponde al Colegio de Técnicos DIII el control y que si bien las obras que tengan un determinado número de obreros deberían contar con un director en seguridad e higiene, muchos suelen declarar un tipo de obra menor para no contratar un profesional en seguridad e higiene, una maniobra dolosa de la que es responsable el que dirige la obra.

Recurrí nuevamente al Colegio de Técnicos de la provincia de Buenos Aires para que aclare un poco las cosas ante lo que respondían desde el Distrito III, la respuesta fue la siguiente:

El control de Seguridad e Higiene en la obra estará a cargo del contratista principal o el comitente, quien será el responsable de confeccionar el programa de seguridad único, según Resolución 35/98, el cual abarcará todos los trabajos que se realicen en la obra en construcción.
Los organismos de control que pueden verificar la correcta implementación de estas políticas son, en la Provincia de Buenos Aires, la Superintendencia de Riesgos de Trabajo (SRT); el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires; las ART, y la UOCRA.
En cuento al aviso de obra corresponde al municipio (obras particulares) a la autorización, control y que el avance de la obra cumpla con las disposiciones provinciales y municipales. Por lo cual el mismo deberá verificar el incumplimiento de la actuación profesional en dicha obra y efectuar la denuncia a nuestro colegio profesional si esto ocurriera, procediendo a iniciar una causa de ética al profesional.
Aclaramos además de corresponder realizar una denuncia por incumplimiento, Art. 20 Ley 10411, deberá radicarla en el Colegio de Distrito III Alvear 298 Lomas de Zamora. email ctdistrito3@hotmail.com.ar – tel. (011) 4244-8496.


Saludo a Ud. muy atte.


Secretaría
Consejo Superior
Colegio de Técnicos de la Pcia. de Bs. As.
(0221) 422-1613 / 422-6639 (líneas rotativas)
Calle 40 #525, entre 5 y 6. La Plata, Buenos Aires. CP: 1900

Lo más coherente, pero luego de varios días de insistir con una respuesta institucional de quienes se supone son los que a los ciudadanos nos garantizan el control de los matrículados.

A la fecha, no queda claro si el MMO. PABLO FORSA matrícula 22922, se encuentra correctamente matrículado, desde el Municipio de Avellaneda, las cosas son como siempre dudosas, un empleado de la dirección de Obras Particulares que nunca se identifico, dijo desconocer que las obras tengan que tener un responsable de seguridad e higiene y que las obras donde participa FORSA siempre trabajaron así, sin elementos de seguridad e higiene y que eso no es contralado por el municipio??, a ver, para que se entienda, la Municipalidad de Avellaneda, permite el trabajo irregular y sin condiciones dignas, raro en un municipio donde dicen que son POPULARES y pro Derechos Humanos. Ante la pregunta al empleado sobre si ocurría un accidente a un obrero existiría una responsabilidad del municipio por no controlar su respuesta fue que si alguien se lastima, muere o la obra se viene abajo el responsable en la justicia sería solo el responsable de la obra.

A nivel local la UOCRA seccional Avellaneda-Lanús, conducida por el concejal Héctor Villagra, parece no controlar las obras y mucho menos defender los derechos y la dignidad de los trabajadores de su sector.

Hasta acá la primera parte de una nota que viene a desenmascarar el negocio en el que se terminan transformando los colegios que solo terminan teniendo un rol recaudatorio, al igual que el municipio donde nadie controla nada, pero donde nadie se hace cargo de nada.

Continuará.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.