Axel Kicillof, el gobernador negligente de la provincia de Buenos Aires

Hay acciones u omisiones, que no se pueden pasar por alto, que los políticos no pueden cometer y los que se dicen periodistas no podemos callar y son las cuestiones vinculadas a la vida y la salud.

Mientras los países del resto del mundo extreman las medidas para controlar la pandemia del Coronavirus, en la Argentina no hay un criterio coherente y unificado.

Dejando de lado el oportunismo político de muchos, lo concreto, lo objetivo e indiscutible es que en la Argentina la clase política en general son más dañinos que cualquier peste o virus.

El ministro de Salud de la Nación Ginés fue poco serio al evaluar el impacto del virus, las medidas llegaron tarde, el presidente de la Nación Alberto Fernández demora inexplicablemente las medidas preventivas mientras evalúa el impacto y el costo político y en la provincia de Buenos Aires el gobernador Axel Kicillof sigue siendo un jefe de gobierno negligente, porque no hay otra definición, la inseguridad sigue siendo un grave problema que Sergio Berni no puede limitar y crece, ahora con los protocolos preventivos, resulta que el gobernador Kicillof no ha hecha nada por evitar la masiva e irresponsable concurrencia de ludópatas a los bingos de la provincia de Buenos Aires.

Rápido de reflejos por los años en la política, el intendente de Lanús por Juntos por el Cambio Néstor Grindetti publicó un comunicado ante las criticas en las redes por colas para ingresar al Bingo de Lanús, apuntando a que están bajo la jurisdicción de la provincia de Buenos Aires y no del municipio, algo que es una verdad a medias, ya que los municipios reciben regalías de los bingos que funcionan en sus localidades.

Señor gobernador Axel Kicillof, es evidente que gobernar es más que tener buenas intenciones, no tengo elementos para decir lo contrario, creo en sus buenas intenciones, pero a la fecha es evidente que usted en seguridad y especialmente en prevención no cuenta con funcionarios idóneos y hay cuestiones que no pueden esperar al famoso «prueba y error porque se trata de vidas», tenga dignidad y si no sabe por favor busque quien lo asesore.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.