Aún no hay certezas en el intento de suicidio desde el piso 23

Los investigadores aún no pueden afirmar que el caso de Daniela Aletti, la abogada de 30 años que cayó sobre un taxi, se halla tratado de un intento de suicidio.

Poco se sabía sobre Daniela Aletti, la joven de 30 años que el lunes se arrojó del piso 23 del Hotel Panamericano. El hermetismo de su familia, la negativa de los doctores de difundir su parte médico y lo paradójico de su decisión contrapuesta a la ardua lucha que sigue contra la muerte en el Hospital Argerich hacen que en su historia resulte un misterio a develar. ¿Quién es Daniela?

Daniela Aletti trabaja para el gobierno de la ciudad de Buenos Aires, como secretaria de primera instancia en la Defensoría en lo Contencioso Administrativo y Tributario Nº 2, cargo que ocupa de manera interina, tal como fuera designado el 1° de diciembre pasado. Integra la sala segunda de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso, Administrativo y Tributario. Según indicaron sus vecinos, es una mujer trabajadora y reservada. En efecto, la mayoría de ellos desconocía que era ella quien se había arrojado desde el hotel.

Nada en su entorno parecía predecir su repentina decisión. De hecho, un primo de Aletti, en diálogo con medios de prensa, sostuvo: «La verdad, no sé si estaba deprimida» y aseguró que su salud es estable, a pesar de la gravedad que reviste su cuadro.

Según sus vecinos, todos los días Daniela sale de su casa junto a su marido a las 9 y regresa a las 17. “A veces se van en el auto, si no en colectivo, pero siempre salen los dos”, contó un vecino del barrio de Mataderos. “Ay, por Dios. No lo puedo creer”, parecía ser la frase de todos los del barrio. Y es que, a simple vista, nada en la vida de Daniela hacía suponer que algo estaba mal, según publica el Diario Crónica.

Cuando llegamos al barrio ya estaba. Vive junto a su marido”, aclaró una vecina, quien agregó que “tienen un buen pasar económico”. “Se van con Javier temprano, alrededor de las 9 y vuelven a eso de las 5 de la tarde. Hacen todo juntos. Van a hacer mandados juntos, a veces salen a caminar. Es más, la semana pasada volvieron de un viaje largo. Todos los años se van de vacaciones”, prosiguió la mujer. “No encuentro motivo para que ella haga una cosa así, porque por lo que sé, se conocen desde chiquitos”, concluyó.

Daniela Aletti continúa grave luego de arrojarse desde el piso 23 del Hotel Panamericano, en el microcentro porteño. Desde la mañana del lunes se encuentra internada en estado delicado en el Hospital Cosme Argerich, ubicado en el barrio porteño de La Boca.

Aletti permanecía en la noche del martes en el sector de Terapia Intensiva. Fue sometida a dos intervenciones quirúrgicas y le extirparon parte de un pulmón, el riñón izquierdo y el bazo. Producto de la caída, sufrió politraumatismos diversos que le causaron un hemoneumotorax, es decir, aire y sangre en el pulmón; y un hemoperitoneo: sangre en la cavidad peritonial.

También se le fracturaron ambas caderas. Los médicos coincidieron en que el milagro de haber sobrevivido se debió a que impactó sobre el taxi como si se hubiera sentado. Y paradójicamente, luego de haber intentado atentar contra su vida, hoy se encuentra en una férrea lucha contra la muerte.

Lo cierto es que, hasta el momento, el personal del hospital mantiene el hermetismo impuesto por la familia, que les pidió no difundir los partes médicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.