Advierten que pedófilos utilizan el Pokémon Go

jugadores-de-Pokémon  El fenómeno de la aplicación en nuestro país también causa alarma porque los chicos pueden resultar engañados y victimizados por perversos. En Estados Unidos piden prohibición para violadores.

El furor por el juego Pokémon Go, que viene batiendo records en Argentina, también suma alerta y preocupación de las organizaciones que luchan contra el abuso infantil ante la utilización del juego por parte de pedófilos.

Como la aplicación obliga a los usuarios a salir a la calle a cazar «monstruos» virtuales o recoger monedas para obtener mayores chances de éxito, ya se advierte que los menores están en serio riesgo de resultar engañados por perversos.

La situación con depredadores sexuales que utilizan la aplicación para contactarse con posibles víctimas es una problemática no sólo instalada en Argentina, sino que en países como Estados Unidos o España hay reclamos concretos para que se tomen medidas efectivas y que los abusadores condenados tengan prohibido bajar el programa para «jugar».

En este marco, el abogado Andrés Bonicalzi, especialista en delitos contra la integridad sexual y miembro de la Red de Víctimas de Violencia, sostuvo que «ya comenzamos a alertarnos por la utilización de la aplicación Pokémon Go, a partir de haber recibido algunos comentarios de padres que nos indican que el juego llevó a sus hijos hasta sitios muy aislados e incluso, en algunos casos, hasta las inmediaciones de un predio abandonado».

«En una ocasión, el juego llevó a un niño de 10 años hasta la puerta de un sujeto que los vecinos señalaron como condenado por abuso sexual infantil y que se encuentra en libertad condicional», explicó Bonicalzi, revelando una situación que se repite en todo el mundo, y que tiene a los chicos en serio riesgo de resultar victimizados.

Por ello, el abogado Bonicalzi señaló que «la realidad es que la peligrosidad del juego está en que permite a los pedófilos la geolocalización de menores que se encuentran en búsqueda de pokémones, probablemente sin sus sentidos alerta por encontrarse inmersos en esa realidad virtual».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.