Ojo con el cobro y el vuelto

   En la intersección de las calles Sarmiento y De La Serna, en el barrio de Gerli, Avellaneda, existe una verdulería atendida por bolivianos, ofrece buena mercadería y algunos precios razonables, muchos vecinos concurren a ella para hacer las compras diarias y en la confianza es donde a veces uno se descuida.

Nos han llegado varios reclamos de vecinos que en la caja han descubierto que las cuentas no dan y que se les pretendía cobrar de más,  curiosamente, un local visible, con una importante «facturación» lo hace en negro, es decir, mientras que desde el Estado se persigue a los contribuyentes y se aumentan las tarifas, por otro lado, son muchos los locales de verdulería que no tributan, económicamente les va muy bien ya que poseen dos camionetas 4X4 de alta gama que superan los 2 millones de pesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *