Mario Bunge, contra Macri: «No hay políticos innovadores en este Gobierno»

   Mario Augusto Bunge, reconocido académico, de 98 años, que escribió más de 75 libros, 450 artículos y un centenar de publicaciones, opinó sobre la Adminsitración del presidente Mauricio Macri.

Mario Augusto Bunge es un reconocido académico, de 98 años de edad, que escribió más de 75 libros, 450 artículos y un centenar de diferentes publicaciones científicas. También es filósofo científico, Doctor en Ciencias físico-matemáticas por la Universidad Nacional de La Plata y tiene 20 doctorados honoris causa en varios países.

Quienes lo conocen bien, aseguran que de joven era contestatario y, a la hora de dar su opinión y postura en los más variados temas, no frenaba ante nada ni nadie.

Eso mismo es lo que mantiene hasta estos días, y así las cosas, sigue diciendo claramente lo que piensa.

“Mi impulso siempre fue la mera curiosidad, fomentada por la vida al aire libre y un montón de libros. Aunque muchos de ellos malos, también me impulsaron a averiguar y conjeturar”, dice Bunge, y continúa: “Mi obra tiene valor porque siempre me ocupé de problemas y no de autores. La ciencia trabaja con problemas y no con opiniones de alguien”.

Pero hay más. En una entrevista exclusiva InfoTechnology le consultó: El presidente Macri manifestó querer “profesionalizar el Estado”, creando cuadro técnicos y despolitizando algunos puestos. ¿Cómo lo compara con su tesis de una tecno-holo-democracia?

Y Bunge respondió: «No sabía que el presidente hubiese dicho eso. Tampoco estoy enterado de que haya hecho algo por alcanzar esas metas. Sin embargo, es cierto que poner las riendas del Estado en manos de contestadores solo garantiza mediocridad y conservadurismo. Creo que ningún miembro de su equipo es un técnico innovador o un empresario audaz pero culto. No conozco a ningún grupo gobernante en el mundo que haga uso de las ciencias sociales para diseñar políticas de gobierno. En el mejor de los casos apoyan la investigación científica, en el peor, la entorpecen. Pero yo abogo por un socialismo democrático, científicamente informado, con más cooperativas que grandes compañías transnacionales. Lo llamo tecnoholodemocracia, y es una democracia técnica que abarca holísticamente los cuatro grandes subsistemas de la sociedad: cultural, político, económico y biológico. Es una democracia plena que jamás se ha practicado en ninguna parte».

¿Qué papel deberían jugar los empresarios?, le preguntaron: «Los grandes empresarios son aquellos que ubican sus problemas en un contexto más amplio del espacio-tiempo. Les interesa ser útiles a la sociedad antes que evadir impuestos y ordeñar al Estado», dijo.

«No hay políticos innovadores en este Gobierno», aseguró Bunge.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *