Lluvia de reclamos al ex concejal de CAMBIEMOS Sebastián Vinagre

Luego de que desde el HCD de Avellaneda intimarán al concejal ausente Sebastián Vinagre a que renuncie a su banca por el exceso de licencias injustificadas, conocida la noticia de su dimisión sin emitir un comunicado de disculpas a los vecinos que lo votaron y a los que lo volvieron a votar como concejal, los reclamos en su contra se viralizaron por las redes sociales, desde acusarlo de corrupto, vago y vendido le recordaron que ya como Defensor del Pueblo no hace nada por los vecinos y que solo le interesa figurar y hacer dinero.

Fuimos el único medio que durante meses insistíamos con que el HCD de Avellaneda expulsara a un personaje que no iba a las sesiones, mucho menos a la oficina del concejo a trabajar, no propuso nada y se lo veía por los bares de Avellaneda preocupado en reuniones políticas, eso sí a los timbreos y a la campaña de CAMBIEMOS no faltaba, en las fotos siempre estaba con una sonrisa y en lugar de trabajar para los vecinos escogió complacer a su jefa política Gladys González.

El resto de los concejales de CAMBIEMOS, fueron sus mejores cómplices, Diego Adrián Malito, Daniel Julio Lewicki, Maricel Marciano, Rodrigo Galetovich, Susana Mabel, Marco Romero y Rubén Conde, todos miraron para otro lado y no tuvieron problemas de moral al momento de sacarse fotos con un impresentable que con sus apariciones solo se burlaba de los vecinos.

El resto de los concejales en una clara acción oportunista recién ahora salieron a decir lo que desde El Sindical reclamábamos y era que dejara el cargo. El que siempre está atento a mostrarse en los medios con su verborragia conocida es el veterano Jorge Degli Innocenti, que al parecer se despertó de la siesta y recién ahora salió a cruzar a Vinagre declarando «luego de tener, innumerables ´problemas personales´ y de 2 años de ausencias, nos encontramos con que pese a pedir licencia para ser concejal, se postulaba nuevamente para el mismo cargo, burlando toda norma ética y moral, ya que si no podía cumplir su mandato hasta 2019, cómo podía a postularse nuevamente».

«Lo peor -agregó- es que canceló su licencia hace tiempo al renunciar a sus cargos de Vice Presidente segundo del cuerpo y vice de la comisión de Hacienda, motivado por el pedido público y ante diversos reclamos efectuados por distintos ediles del cuerpo».

El concejal peronista añadió que «Sebastián Vinagre, al mejor estilo de persona despreocupada por sus vecinos y a la banca que ocuparía hasta el año 2019, también faltó a la última sesión ordinaria. Fue cuando el Cuerpo por unanimidad, o sea de todos los integrantes de su partido y compañera de fórmula incuidos, decidió conminarlo sobre tablas a regularizar su situación de faltador sin ningún tipo de licencia que lo justifique».

Sí señores vecinos, esos son sus cocejales, permitieron que un irresponsable usufructe los beneficios del cargo 2 años, algo que ningún trabajador puede hacer, por el contrario Gladys González, con cara de Barbie coucheada hablaba en su campaña que ellos representaban el CAMBIO, criticaba a los ñoquis y pregonaba el achique de empleados estatales con licencias, otra impresentable de la política sostenida por los secretos y favores a las cabezas del PRO.

Enterados los vecinos de la situación de Vinagre en el HCD, no dudaron en repudiarlo por las redes sociales a quien hoy le reclaman que devuelva los sueldos y gastos que generó desde que era Defensor del Pueblo de Avellaneda, como era de esperar el cuestionado hace de cuenta que no se entera y espera volver a asumir en la renovación del HCD, que una vez más tendrá a varios impresentables de su calibre sentados para beneficio personal.

 

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *