El asesino de Micaela Ortega sigue hostigando a mujeres por Facebook

Según la denuncia, el primer condenado por «grooming», que se encuentra cumpliendo la pena de prisión perpetua en un penal de Florencio Varela, creó perfiles falsos en la red social para chatear.

familiares de Micaela Ortega, la niña de 12 años que fue asesinada por un hombre que la había contactado mediante un falso perfil en Facebook y que fue condenado hace un año a cadena perpetua, en el primer caso de «grooming» que terminó con un crimen, denunciaron que volvió a utilizar las redes sociales y con distintas cuentas desde una unidad carcelaria.

La menos fue hallada estrangulada el 28 de abril del 2016 y por el crimen Jonathan Luna, fue condenado a prisión perpetua el 19 de octubre del 2017.

En las últimas horas y a través de las redes sociales trascendió que Luna, quien en la actualidad se encuentra alojado en una unidad penal de Florencio Varela, utilizaba cuatro cuentas con nombres falsos en la red social creada por Mark Zuckerberg, donde en su mayoría los contactos eran mujeres y menores de edad.

Mónica Cid, madre de Micaela, señaló este lunes a la prensa local que se enteró el sábado. «Fue un baldazo de agua fría y lo primero que hice fue ver las publicaciones, una el 15 de octubre y otra del 18, por lo que le comenté una foto por lo que él en forma automática me la borró», reveló.

«Él desde la cárcel de Florencio Varela estaba comunicado», agregó la mujer y señaló que se determinó que contaba con cuatro cuentas, en una de las cuales aparecía la foto de Luna con imágenes de fondo de la bandera de River Plate.

Cid afirmó que dos de las cuentas llamadas «Matías Barrios y Thiago Sánchez contaban con 900 y 600 seguidores, todas mujeres y muchas niñas» y expresó que «es evidente que esa cárcel no está preparada para este tipo de psicópatas y alguien le acercó un celular».

Por su parte la abogada de la familia de la víctima, Fernanda Petersen, informó que se efectuó ante el Tribunal Oral Criminal (TOC) 2 de Bahía Blanca una presentación con «los cuatro perfiles que logramos capturar por Facebook, que están todos dados de baja, el número de teléfono que tampoco ya se puede usar y se pidió el traslado de Luna hacia Sierra Chica, que es un penal de máxima seguridad».

«Esto trascendió por un grupo de mujeres que están organizadas por temas de grooming, donde una de ellas comprobó a través del Facebook que una de las cuentas pertenecía a Luna, situación por la cual se viralizó por las redes sociales», agregó Petersen.

La letrada recordó además que «el año pasado y poco antes que se llevara a cabo el juicio oral y público contra Luna también se había detectado que había usado cuentas con nombres falsos a través del Facebook».

«Queremos que lo trasladen a otro penal donde se cumplan las cuestiones de seguridad», agregó la abogada por considerarlo que «es un peligro porque un dispositivo de tecnología en sus manos es distinto a otras personas», afirmó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *