Avellaneda: Piñeyro, vecinos desamparados del municipio

  El 21 de octubre del 2016, los vecinos de un depósito donde funcionara una lanera se conmovieron ante un impresionante incendio en los depósitos donde las versiones nunca aclaradas indicaban funcionaba el depósito de una fábrica de zapatillas.

El siniestro fue de tales dimensiones que una 20 dotaciones de bomberos debieron intervenir y varios de los bomberos quedaron atrapados y tuvieron que ser rescatados por sus colegas, el humo se podía ver desde kilómetros y la destrucción del edificio fue total.

Sin un comunicado oficial que informara las causales y el material dañado, al igual que su propietario.

Hoy 1 de febrero del 2017, los vecinos se volvieron a alarmar, comenzado el derrumbe de lo que quedó del depósito, comenzaron problemas que podían haberse evitado, uno de los postes de Telefónica cayó sobre una vivienda ubicada en la intersección de las calles Isleta y Entre Ríos sufrió daños en su estructura, cayó un pilar de la terraza y un pesado caño que hacia de baranda dejando débil el resto de la estructura aérea.

Al llegar al lugar la vecina reclamaba a la Policía Local la trasladen para hacer una exposición civil y detallar los daños, pero los policías le explicaron que ellos solo podían llevarla a la comisaría 2da pero después tendría que venir como pueda, todo esto a pesar de que les explicaba que no se sentía bien y estaba al cuidado de una persona con discapacidad, los policías locales se excusaron en que esas eran las órdenes que recibieron.

Llegó al lugar un representante de la empresa contratada para la demolición y al ver a la policía y saber que había periodistas se apuró a decirle a la mujer que se iban a hacer cargo de los arreglos, pero al ser consultado si ellos eran responsables inmediatamente acusó a la empresa Telefónica de no haber respondido a las advertencias por sus postes. También deslindó responsabilidades en Defensa Civil del municipio de Avellaneda, ya que aseguró que el propio director Santos, se había comprometido a ocuparse de comunicarse con la empresa y solucionar el inconveniente.

Al momento de estar realizando la demolición por parte de la empresa, no había en el lugar nadie representando el municipio, se observaba a los obreros sin los elementos de seguridad e higiene para este tipo de tareas y la prevención no es algo que se observe en la zona.

Al dar una vuelta pudimos obtener imagenes desde otro sector y para sorpresa, a 200 metros del poste caído, se veía la calle cortada y un poste pendiendo sobre la calle Entre Ríos, varios vecinos miraban con enojo y asombro, como algunos postes se inclinaban, los bomberos presentes no podían explicar lo ocurrido y todo apuntaba a que se trataba de una especie de efecto domino por los postes que se caían en la demolición. Así en Rucchi y Entre Ríos, todo era enojo y confución, ya que no se sabía si nuevas caídas podían producir el corte del servicio eléctrico y telefónico.

Estuvieron presentes con los vecinos Emilio Tuillier del programa Entre Todos y el Editor General del Multimedios El Sindical.


Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *