ARA San Juan: Justicia necesita software de US$ 25.000 para ver las imágenes

Lo confirmó la jueza Marta Yáñez, quien investiga las causas del naufragio. Pedirá colaboración al Servicio de Hidrografía Naval del Ministerio de Defensa, donde tienen el programa.

El juzgado de Caleta Oliva, donde buscan determinar lo que ocurrió con el submarino ARA San Juan, no posee los elementos tecnológicos para para analizar en su totalidad las imágenes recibidas y aún restan ver dos de los tres discos con las 67.000 imágenes que se tomaron de la nave en las profundidades del mar.

El software necesario cuesta de US$25.000 y ante esto, la jueza Marta Yáñez pedirá asistencia al Servicio de Hidrografía Naval (SHN), que depende del Ministerio de Defensa.

El organismo es el que se dedica a analizar el ámbito marítimo y posee un programa que podría ayudar a que las imágenes puedan ser vistas en alta calidad tomadas por Ocean Infinity. Recurren a ellos porque en el juzgado del sur no confían que el Consejo de la Magistratura otorgue los fondos necesarios para costear el sistema.

Yáñez solo vio algunas imágenes del disco 1 y confirmó que la nave implosionó. Los motivos del naufragio aún no están claros.

La investigación maneja la teoría de que el agua ingresó a la nave, lo que hizo que haga contacto con baterías por una falla o mal cierre de la válvula ECO-19. Tres meses antes de los hechos, el Capitán Pedro Martín Fernández alertó sobre inconvenientes en este mecanismo debido a su “falta de estanqueidad”.

Esto tomó fuerzas luego de que el ingeniero Benito Fuks declaró en la Comisión Bicameral del Congreso que los sensores de atmósfera instalados en el ARA San Juan no habían sido diseñados especialmente para el submarino.

El pasado jueves, Yáñez le tomó testimonial al capitán de navío Héctor Alonso, veedor de la Armada que estuvo a bordo del Seabed Constructor durante la búsqueda del ARA San Juan. Cuando se le consultó si creía que la tragedia se pudo haber provocado por un error humano, el marino dudó y respondió que le “llama la atención” que Fernández hable de falta de estanqueidad, ya que eso representa que la válvula no cerró debido a una falla.

Así, mientras la tecnología entregará un aporte fundamental a la causa, la instrucción sigue su curso y se recolectaron nuevas pruebas tras un allanamiento a la Base Naval de Mar del Plata. Se abrieron los lockers de los marinos y se sustrajeron manuscritos, computadoras y teléfonos celulares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *