Verónica Juárez recargada, o el precio de pertenecer

Verónica-HCDYa habíamos advertido del cambio de rumbo que la concejal Verónica Juárez demostró al dejar de participar en actividades sociales del lado de los vecinos, para comenzar a apoyar las medidas del ejecutivo local, alineándose a los intereses del bloque del FPV en el HCD, incluso manteniendo un mismo discurso con Héctor Villagra luego de las denuncias y escándalos que protagonizaran al mejor estilo de las novelas latinas.

Ahora, vuelve a ser la concejal la vocera del oficialismo, no solo destacando las virtudes de Ferraresi, sino atacando a la oposición con un discurso casi copiado al que pronuncian el resto de los concejales del oficialismo, como siempre analizaremos las palabras de la concejal que prefirió la seguridad de renovar dentro de un modelo desgastado y corrupto, que arriesgarse a hacer política en beneficio de los vecinos.

“Los gastos se reflejan en la ciudad día a día. Se puede ver que hay luminarias nuevas, que también es una forma de dar más tranquilidad al vecino porque brinda mayor seguridad ya que las cámaras puedan captar mejor las imágenes; tenemos más asfaltos, nuevos jardines maternales, se ampliaron unidades sanitarias y hay muchísimos más policías y nuevos patrulleros. La ciudad está creciendo y la gente lo ve”

Una frase carente de sustento, una frase de propaganda política que no se refleja en la realidad del día a día, primero porque las luminarias no han llegado a todas las cuadras y barrios, y donde hay luminarias no hay cámaras, es decir la combinación que hace referencia la concejal no existe salvo en algunas cuadras, muy pocas menos del 10% , lo que no refleja un logro de la gestión, sino una clara discriminación entre un 10% y un 90% excluido.

La construcción de jardines maternales o unidades sanitarias no pueden tenerse en cuenta como un logro de la gestión, ya que se utilizan recursos de la Nación y no del presupuesto municipal, mientras que muchas de las Unidades Sanitarias carecen de médicos, siendo edificios nuevos vacíos, es decir, el intendente justifica el gasto, pero no aporta nada a la comunidad un edificio vacío, esto es evidente porque la concejal Juárez al igual que otros concejales, no tienen idea de lo que es ir a atenderse a una unidad sanitaria, tampoco parece les despierta interés antes de opinar informarse, una muestra más de la falta de respeto al vecino.

Hay más patrullero y policías sí, el tema es qué hacen con esos policías nuevos, qué objetivos cuidan y en qué son parte de la prevención, los efectivos de la policía local, arrancan muy mal al tener como jefe a un Comisario Inspector (Canosa) denunciado por enriquecimiento ilícito, que debió dejar la Jefatura Departamental de Lanús a los días de haber asumido, luego por una cuestión de amistad, el intendente Ferraresi, lo rescató del ostracismo para ponerlo como jefe de la policía local, esto señora concejal no es bueno, no representa un cambio y hasta demuestra la falta de seriedad del gobernador Scioli en mantener efectivos policiales como estos.

“Los vecinos acompañan esta gestión y no tenemos grandes rivales ni grandes referentes políticos en la vereda contraria. De cualquier manera, no nos confiamos, seguimos trabajando día a día pero estamos tranquilos de que las cosas van a salir bien”.

Verónica Juárez, por fin acierta en un comentario, no hay por el momento rivales de la vereda contraria, de hecho, los posibles opositores que suenan, ya son funcionales al intendente, como es el caso del Defensor del Pueblo de Avellaneda, Sebastián Vinagre quien preside no una defensoría para los vecinos sino «una cueva de corrupción» con nombramientos y un presupuesto por el que no rinde informes. Incluso «la billetera municipal» es una tentación por los negocios a futuro de candidatos de la oposición. Desde el radicalismo ya se han reunido con el intendente haciendo público su apoyo al modelo y desde el PRO aún esperamos que nos respondan sobre las reuniones de la candidata a intendente con Ferraresi.

“Hay concejales que no les gusta trabajar”

Una verdad revelada, Juárez reconoce algo que denunciamos hace tiempo, concejales que no aportan nada, algunos ni hablan, como es el caso de Emmanuel González Santalla, o Edith Sdrubolini por ejemplo, también demuestra no tener vocación por el trabajo, «tocar de oído» algo que la concejal también suele hacer desde que tuvo ese volver a la manada oficial sumisa y aduladora.

“Es mentira que no les llegó en tiempo y en forma la documentación” ya que remarcó que “se puede ir a la Secretaría de Hacienda como concejal y pedir toda la información que requiera”.

“Ellos se tendrían que haber ocupado de esto antes y no un día antes de la sesión esperando que te manden todo. Nosotros venimos trabajando con la rendición de cuentas desde hace más de 20 días”.

“Son chicanas políticas para ver si podían frenar la gestión”. “Como no pudieron hacerlo entonces chicanean y la verdad que a estos concejales no les gusta trabajar porque si fuera así se hubieran acercado a la Secretaría y hubieran pedido la rendición de cuentas”.

Juárez con estas declaraciones, que esperamos sostenga en la justicia, se reconoce como parte de aquellos que aprueban un presupuesto con irregularidades omitiendo hacer observaciones, es decir, una cosa es votar por obediencia, y otra muy distinta es votar reconociendo haber trabajado 20 días en el presupuesto, con lo cual, no hay otra excusa que el encubrimiento, hasta ahora ningún concejal había reconocido públicamente ser parte de aprobar lo que de mínima será una malversación de caudales.

“En el massismo son impresentables”.

Si es por ser impresentables, los concejales que aprueban un presupuesto plagado de irregularidades, ¿ cómo se llaman? ah sí cómplices.

«La ciudad no los quiere, no tienen representación y no hay ningún recambio”. “Dicen ser renovadores y son todos históricos militantes viejos”

Bueno Juárez parece que no mira a su alrededor, atornillados están Degli Innocenti, el Griego, que ni siquiera sabe hablar correctamente pero siempre consigue estar en las listas sábana.

Criticó al PRO de Avellaneda ya que recalcó que “no tienen representación en el Concejo y tampoco en la ciudad”.

Bueno representación en la ciudad tienen le guste a la concejal o no, tal vez la mejor representación para el oficialismo, la de varios militantes o dirigentes que cobran por la Secretaria de Gobierno y Seguridad del municipio, algo raro para ser opositores no?.

Es una lástima leer estas afirmaciones en boca de un concejal, los vecinos esperamos gente que nos represente y no que además de buscar su propio beneficio no tengan problemas en incriminarse al asegurar que han estudiado la rendición durante 20 días, quizás cuando la justicia tenga independencia e investigue, comencemos a tener una renovación política.

 

 

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.