Titular de “Madres víctimas de Trata” será reconocida en Italia

  Margarita Meira fue postulada al premio del Consejo Regional del Valle de Aosta, junto a otras dos referentes internacionales que luchan por la protección de los Derechos Humanos de las mujeres. “No puede ser que por una lucha tan dura como es la trata nos den un premio afuera y acá ni nos saludan”, apuntó.

Una lucha de 27 años. En la misma se suman el dolor por la pérdida de su hija y la pelea por salvar a tantas otras mujeres que hoy son víctimas de la trata de personas en Argentina. Por todo eso es que Margarita Meira, presidenta de la organización Madres Víctimas de Trata, será reconocida en Italia. El premio “La Donna dell’Anno” (La Mujer del Año) será entregado por el Consejo Regional del Valle de Aosta dentro de su programa “Uniendo Raíces” y Meira es una de las candidatas. “Es un orgullo, pero un orgullo con dolor”, afirmó.

Si bien se anunciará a la ganadora del primer premio el 14 de marzo, las tres candidatas serán reconocidas y percibirán un monto en euros -20 mil para el primer lugar- para apoyar a sus organizaciones, que están abocadas a garantizar los Derechos Humanos fundamentales de las mujeres.

Además, se puede votar online entre ellas para la distinción por popularidad. “Nunca dimensioné todo lo que hizo el grupo. Es un orgullo viajar a Italia a recibir este premio en nombre de todas las madres de víctimas de trata. Soy modista y me quiero hacer ropa para ir, pero no puedo coser porque me tiembla la mano”, contó Meira.

Si bien está citada para participar de las actividades previas a la entrega desde el 11 de marzo, aseguró que se quedará en Argentina hasta último momento para participar de la marcha por el 8M, en el marco del Día Internacional de la Mujer.

El contacto comenzó cuando un periodista italiano del diario República de Roma se encontró con las Madres en la Plaza de Mayo. A partir de ahí, se dio difusión a su lucha en distintos medios europeos, que brindan su apoyo a la organización.

Su historia. Susana Becket, la hija de Meira, tenía 17 años cuando desapareció en 1991. Estaba de novia con Luis Olivera, 25 años mayor. El hombre resultó ser un proxeneta y su propio verdugo. “No sabía lo que le pasó, dónde podía estar. Pensé que iba a volver, pero no sabía que el tipo estaba en la trata. La encontré un año después, muerta. Le abrieron el gas mientras dormía”, señaló.

La mujer nunca pudo ver preso al asesino de Susana. Cuatro años más tarde, cuando volvió al ruedo a buscar Justicia, se enteró de que Olivera pagó una coima de 40 mil dólares para hacer pasar la muerte de la adolescente como un accidente y hoy “sigue suelto, entregando pibas”. Sin embargo, ese fue sólo el comienzo.

Fue ahí cuando la mente de Meira hizo un click y se propuso “rescatar pibas de los prostíbulos”, comenzando la lucha contra un flagelo que se lleva a cientos de mujeres cada año.

En 2004 fue cuando armó la organización Madres Víctimas de Trata. Otras mujeres, que habían visto su pelea en la televisión, se le unieron, y desde entonces lograron rescatar a más de una decena de chicas de prostíbulos de todo el país.

“Tuvimos la gran suerte de que la prensa internacional nos diera bolilla, porque la nacional no nos deja hablar”, cuestionó Meira. Es que una de sus principales denuncias es “la falta de ayuda por parte del Estado por los vínculos de los políticos con la trata y el proxenetismo”.

“Los políticos me mataron a mi hija. Raúl Martins, que era el jefe de la SIDE, me prometió que me iba a ayudar mientras mi hija estaba secuestrada en Cocodrilo, su propio boliche”, denunció.

Por esto, celebró el reconocimiento en Europa. “No puede ser que por una lucha tan dura como la trata nos den un premio afuera y acá ni nos saluden. Yo ya enterré a mi hija, pero las madres están buscando a sus hijas y sabemos que están en los prostíbulos. Son centros clandestinos de violaciones y torturas seguidas de muerte. Cada chica que desaparece está en un prostíbulo, no se fue con el novio. Y, si así fuera, sería una fiesta, porque vuelve, pero de lo otro casi nadie vuelve”, sentenció.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.