Suben la cuota alimentaria a un hombre porque se compró un Mini-Cooper

La Cámara Civil confirmó así que el padre de un niño de 5 años tiene la «solvencia económica» para pasar más dinero. Probaron que es ejecutivo y tiene también otro automóvil de lujo.

La Sala H de la Cámara Civil adoptó la decisión de elevar la cuota alimentaria a 1.300 pesos después de evaluar que el hombre es «gerente» de una empresa familiar y, además, posee otro automóvil de alta gama.

Los jueces Jorge Mayo, Liliana Abreut de Begher y Claudio Kiper rechazaron los argumentos del hombre, quien para evitar desembolsar mensualmente ese dinero -destinado a los gastos de manutención, educación y esparcimiento, vestimenta, habitación, asistencia y gastos por enfermedad- omitió anotar como propio el automóvil Mini-Cooper que adquirió de manera reciente.

El vehículo «por sí solo es un indicador significativo de cierta solvencia económica que no resulta compatible con su pretensión recursiva de disminución de la cuota establecida» , sostuvieron los camaristas.

Además, subrayaron que el hombre «ha reconocido además ser propietario de un automotor Volkswagen Bora» , dato con el que «se confirma la solidez indiciaria de solvencia económica».

En cuanto a sus medios de vida, el fallo dio por probado que es un ejecutivo de una empresa familiar inscripta en la Inspección General de Justicia en la sección «Registro de Administradores».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.