San Telmo: Piden declarar zona de emergencia por el comercio ilegal

San-Telmo-manteros  «El flagelo del comercio clandestino involucra a mafias organizadas que desarrollan un sistema de trabajo esclavo», dijo una asociación de comerciantes de la Ciudad.

La Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (Fecoba) reclamó que se declare el «estado de emergencia» en el espacio público del barrio porteño de San Telmo «ante el incremento descontrolado del comercio clandestino» en esa zona.
La entidad recordó que recientemente formuló un pedido en ese sentido en toda la Ciudad y estimó que la venta entre manteros y saladitas «moviliza más de 43.600 millones de pesos por año en el país».
«El flagelo del comercio clandestino involucra a mafias organizadas que desarrollan un sistema de trabajo esclavo, trata de personas en talleres clandestinos, fraude marcario, contrabando, robo y piratería de mercadería, problemas fronterizos, competencia desleal, narcotráfico y corrupción, entre otros delitos, movilizando millones de pesos informalmente, que se traducen en menos ingresos tributarios», alertó.
En el caso de San Telmo, Fecoba informó en un comunicado que la Asociación de Anticuarios y Amigos de ese barrio «reclama que se declare el estado de emergencia del espacio público» ante «el
incremento descontrolado del comercio clandestino».
«La Ciudad Autónoma de Buenos Aires es el distrito del país más afectado por la informalidad: entre saladitas y manteros hay 12.268 puestos ilegales, y San Telmo es uno de los barrios más afectados por esta situación», advirtió.
Al respecto, precisó que la mayor concentración de puestos de venta ilegales «se ubican en las ferias de: Pasaje Giuffra, Humberto Primo al 300, Plaza Dorrego y en la Feria Humberto Primo 450».
«La ubicación de los vendedores ilegales en los parques y paseos inundó de productos industrializados de dudosa procedencia la zona de San Telmo. Los vecinos y artesanos legales denuncian caídas en sus ventas por la proliferación de puestos callejeros y la competencia desleal», señaló Fecoba.
La entidad sostuvo que estos reclamos se suman a los ya realizados en Once por la Cámara de Comerciantes Mayoristas e Industriales (Cadmira); en Caballito, por la Cámara de Comercio, Industria, Profesionales y Vecinos de Caballito (CamCab); en Flores, por la Asociación de Comerciantes de Avenida Avellaneda (Acoma); y en Liniers, por el Centro de Comerciantes Vecinos, Institucionales y Profesionales de Liniers (Ce.Co.V.I.P.).
Fecoba, entidad adherida a CAME, instó hace pocos días a la creación de una Comisión Especial integrada por los Ministerios del Interior y Trabajo de la Nación, el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, AFIP, Aduana, Policía Federal y Metropolitana «para que actúen en conjunto y logren erradicar a los vendedores ilegales».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *