San Juan:Detuvieron a la mujer policía que había dejado a sus hijos con la niñera para salir a robar

Fue apresada junto a su amante y cómplice en la puerta de un hotel. Se habían teñido el pelo para no ser reconocidos. Están acusados del robo de 300 mil pesos a una financiera.

La mujer policía mendocina que dejó a sus hijos con una niñera para asaltar una financiera en la ciudad mendocina de San Rafael fue detenida anoche junto a su amante en la provincia de San Juan.

Fuentes policiales confirmaron que la oficial Gabriela Rodríguez fue apresada en compañía de su amante y cómplice en el golpe, el taxista Marcelo Rodríguez.

La pareja recorrió más de 400 kilómetros y fue detenida en la puerta del hotel con parte del botín, estimado en 300 mil pesos.

Según las fuentes, la oficial de policía y el taxista fueron reconocidos y detenidos pese a que se habían teñido el pelo para no ser identificados.

De acuerdo con los voceros, también fue apresado el encargado de la financiera que denunció el robo por su presunta complicidad con la pareja fugitiva.

Se trata de Luis Bonfati, quien declaró haber sido víctima de la pareja, aunque un video grabado por las cámaras de seguridad de un edificio lo mostró caminando con los sospechosos de manera amistosa.

De acuerdo con las fuentes, la oficial de policía de 34 años mantenía una relación sentimental con el taxista, pese a que éste está casado y tiene una hija menor.

Apenas cometieron el robo en la financiera «Cambio Santiago» escaparon a bordo de un taxi pero lo abandonaron para tomarse otro que los depositara en la ciudad de Mendoza sin pasar ningún sobresalto.

Según los datos aportados por los voceros, los fugitivos llegaron hasta la provincia de San Juan sorteando los distintos controles. Pese a que habían tomado casi todos los recaudos para no ser rastreados y que contaban con dinero suficiente como para vivir un tiempo en la clandestinidad, un llamado telefónico que realizó la oficial de policía terminó delatándolos.

Los investigadores del caso rastrearon la comunicación y pudieron establecer que se encontraban en San Juan. Con esos datos, y la colaboración de la policía provincial, los pesquisas lograron ubicar a la pareja en la puerta de un hotel, donde planeaban pasear la noche.

Gabriela, que no ofreció resistencia, había abandonado a sus tres hijos para escapar con el taxista.

Sabiendo que el plan delictivo podría depararle una sorpresa contrató a una niñera para que los cuidara durante su ausencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.