Rige desde el sábado la verificación técnica vehicular obligatoria

VTV-control  La Verificación Técnica Vehicular (VTV) comenzará a regir este sábado en forma obligatoria en la ciudad de Buenos Aires, donde los vehículos que tengan más de 3 años de antigüedad o más de 60 mil kilómetros, y las motos particulares de más de un año, deberán someterse a un control periódico del estado mecánico.

La VTV se realizará en las siete plantas habilitadas para el trámite en el distrito, se hará una vez al año y tendrá un costo de 680 pesos para el caso de los automóviles y de 255 para las motos.

La normativa que regula el control periódico del estado mecánico y de emisión de gases contaminantes de los automóviles, que ya rige en la provincia de Buenos Aires, entrará en vigencia desde mañana en el territorio porteño.

Fuentes del gobierno porteño estimaron que unos 800.000 vehículos se someterán a este control periódico en el primer año de instrumentación de la norma.

Las fuentes destacaron que el objetivo del sistema es controlar el cumplimiento de las normas de seguridad y reducir los índices de siniestralidad vial asociados a las fallas mecánicas de los vehículos.

Para realizar el trámite, los automovilistas deberán solicitar un turno, con 45 días de antelación al vencimiento, en la página web http://www.buenosaires.gob.ar/tramites/vtv o llamando a la línea gratuita 147.

En octubre, los primeros que deberán realizar la VTV son los propietarios de los vehículos que tengan el número 0 al final de la chapa patente.

En noviembre seguirán quienes tengan patente en 1, febrero en 2, marzo en 3, abril en 4, mayo en 5, junio en 6, julio en 7, agosto en 8 y septiembre en 9, dejando diciembre y enero fuera del cronograma, ya que serán los meses en que podrán hacer la VTV aquellos que no lo hicieron en el mes correspondiente.

Las autoridades porteñas aseguraron que el trámite de control vehicular dura aproximadamente unos 20 minutos, y no es necesario bajarse del auto.

El secretario de Transporte porteño, Juan José Méndez, manifestó que el tiempo fijado para realizar el trámite “se va a cumplir totalmente” y dijo que se hicieron pruebas previas en todas las plantas para que así ocurra. “Parte de cumplir esa promesa de 20 minutos es el sistema previo para sacar turnos y elegir el día y la hora, porque garantiza que no vamos a tener una afluencia de gente en una hora pico, y se van a entregar la cantidad de turnos que esa planta puede soportar para que el trámite ocurra en 20 minutos”, dijo en declaraciones a radio Eco Medios.

El funcionario afirmó que la VTV es un sistema “de seguridad vial”, por lo que se verifican luces, elementos de seguridad como cinturones de seguridad y apoyacabezas, además de analizar la seguridad mecánica: tren delantero, trasero, amortiguadores, frenos, alineación, balanceo.

“Después se pasa a la verificación en fosa, donde se verifica el estado de los ejes, pérdidas de combustible o de aceite, y finalmente se hace la verificación de gases y de ruido”, agregó.

Méndez explicó que la VTV tiene tres resultados posibles: el rechazo, la observación o aprobado, y precisó que “en el caso de existir una falla leve que no ponga en riesgo la seguridad vial, como un foco quemado o falta un apoyacabezas, se da un plazo de 60 días para que la resuelva y se vuelva a presentar”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.