Reprimen en Andalgalá

SE ACABO LA DEMOCRACIA EN ANDALGALA
EL PUEBLO DE CHOYA SIN GARANTÍAS CONSTITUCIONALES


En el marco del conflicto minero de la población de Choya y Andalgalá, el cual lleva mas de veinte años, en la mañana del martes 3 de mayo el Gobierno de Jalil y el Poder Judicial de Andalgalá, a través del Fiscal Martín Camps, ordenó un importante despliegue de las fuerzas policiales para garantizar la impunidad a 4.000 msnm de la empresa minera (proyecto MARA) reprimiendo solapadamente a la población de Andalgalá que se encontraba en uno de los ingresos de la empresa hacia el yacimiento minero Agua Rica. Cabe recordar que los vecinos de Choya desde el día 5 de abril del corriente año vienen pidiendo la presencia del Gobernador para hacerle conocer la verdadera problemática con respecto al Rio Choya y la disconformidad de la población con el emprendimiento MARA en la región, lo cual hasta la fecha no ha ocurrido, más allá de lo que grandilocuentemente el Gobernador Jalil en el inicio de sesiones ordinarias de la legislatura de Catamarca el 1° de Mayo pidió DIALOGO, en la realidad de los hechos la única herramienta que conoce el gobierno es la imposición de la fuerza. Violando todo el andamiaje jurídico y las garantías constitucionales de la población de Choya y de Andalgalá, en cuanto al derecho de vivir en un ambiente sano, que se cumpla la Ley de Glaciares, La Ley General del Ambiente, la Carta Orgánica Municipal, el Acuerdo de Escazú, la Convención Americana, el Protocolo de San Salvador, etc. etc. etc. nada le importa al poder político de la ciudad de Catamarca, lo único que quieren son nuestros recursos naturales a costa de la destrucción, contaminación y saqueo de nuestra tierra.

Denunciamos por este medio a todas las autoridades provinciales y nacionales que hace años conocen del reclamo de Andalgalá, que agotó las instancias institucionales, recurriendo a todos los organismos del Estado, a la Justicia, a las herramientas democráticas, a la movilización social, a la libre expresión en todos sus ámbitos, y pese a tener un fallo de la SCJN a favor, no hemos sido escuchados ni se nos ha brindado ninguna garantía, solo persecución, amenazas, represión, torturas y palos para nuestros pueblos. De acá en adelante, sea lo que sea que pase, la responsabilidad será solo del gobierno de la provincia y de la justicia catamarqueña. La población de Choya baja a la ciudad de Andalgalá a reclamar justicia por la represión que también sufrieron en el Distrito, no se quedaron conformes con reprimir a 4000 metros de altura en la montaña, sino que bajaron y reprimieron a la población acá en el Valle, no les importa nada con tal de darle vía libre a la empresa en contra de los derechos del pueblo. Nos congregamos ahora en la plaza principal para denunciar al país, que en los medios piden dialogo y transparencia y en los hechos, palos, balas, gases y represión a los indefensos pueblos del interior.

Libre son los pueblos que luchan
Fuera las mineras
Esto lo sabrá el país y el mundo, las mineras mataron la Democracia en Andalgalá – Catamarca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.