Reporteros gráficos reclamaron poder trabajar en las protestas «sin ser blanco» de la policía

   Fotógrafos de varios medios denunciaron que fueron heridos por las fuerzas de seguridad en las marchas contra la reforma previsional.

Reporteros gráficos de varios medios convocados por la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (Argra) reclamaron hoy frente al Congreso para reivindicar su derecho a ejercer su trabajo libremente y sin «ser blanco de las fuerzas de seguridad» en marchas, protestas y manifestaciones sociales.

La iniciativa surgió luego de los choques entre manifestantes y la policía en los alrededores del Congreso el 14 y el 18 de este mes, cuando se trató en la cámara de Diputados la reforma previsional. En esos dos días, unos 30 fotógrafos y periodistas de medios de comunicación -entre ellos el reportero gráfico Germán García Adrasti, de Clarín- fueron heridos por perdigones de goma disparados por las fuerzas de seguridad.

Con las cámaras en alto y sosteniendo un cartel que enmarcaba el nombre de la campaña con la frase «No disparen contra la prensa», Argra, a cargo del encuentro, instó al Gobierno a asumir «responsabilidades» y «proteger la integridad de los trabajadores».

«Estamos muy preocupados porque ni aún en las peores épocas de este país una cobertura periodística terminó con tantos trabajadores de prensa heridos», aseguró Paula Rivas, socia de Argra y fotógrafa de la agencia argentina de noticias Télam, que recibió diez impactos de balas de goma durante el segundo día de disturbios.

«Estamos pidiendo que no disparen a los fotógrafos y no domestiquen a los que queremos narrar los sucesos sociales y políticos del país. No es casualidad que haya tantos compañeros heridos», remarcó Pablo Piovano, también herido por perdigones policiales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.