Remisero violó a pasajera discapacitada de 17 años

esposado-adelanteEl hombre, que ahora está preso, llevaba a su víctima frecuentemente en su auto desde el colegio al que ella asiste, en Villa Crespo, hasta la casa, en Villa Urquiza. Pero hace una semana, en Colegiales, el chofer detuvo el auto y abusó de la adolescente. El violador ya había estado preso por abusar de su propio hijo.

Una adolescente que sufre una discapacidad mental fue violada por el remisero que debía llevarla desde el colegio al que asiste, en Villa Crespo, a su casa, en Villa Urquiza.

La víctima tiene 17 años y el victimario la había trasladado más de una vez desde la escuela a la casa, ya que el hombre trabajaba en una remisería de confianza de la familia.

Según consignó el diario La Nación, la semana pasada, en el barrio porteño de Colegiales, el chofer detuvo la marcha, se pasó al asiento trasero y violó a su pasajera. Después, como si nada hubiese pasado, la dejó en la puerta de su hogar.

El abogado Rafael Cúneo Libarona, que representa a la familia de la víctima, detalló que «el hecho de que la violación haya sido a plena luz del día significa que el sospechoso no sólo disfrutó del ataque sexual, sino también de la adrenalina que le provocó».

A las 14.15, la víctima envió un mensaje de texto a su madre, docente de profesión, para avisarle que ya había llegado. A las 17.30, cuando la madre regresó, su hija le relató lo que había sucedido en el remise.

Indignada, la mujer llamó por teléfono a la remisería y fue hasta la agencia, en Colegiales. Después se encontró con su marido, que trabaja en una empresa multinacional, y fueron hasta la comisaría 39 para realizar la denuncia de la violación. La causa quedó a cargo del juez Jorge López, del juzgado de instrucción porteño N° 30.

El sospechoso fue detenido pocas horas después, cuando, presuntamente, estaba por escaparse. El hombre ya había estado preso 11 años, acusado del abuso de su hijo».

El viernes pasado, Cúneo Libarona presentó un escrito en el juzgado de López para que los padres de la víctima sean aceptados como querellantes en la causa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.