Remates de la Aduana: mercadería para reventa a precio muy económico

secuestro-mercadería-Aduana  Comprar productos y luego venderlos a un precio mayor para quedarse con el margen representa una de las actividades más claras y sencillas para generar un ingreso extra en poco tiempo, ideal para todo aquél interesado en alcanzar su libertad e independencia financieras.

Sin ir más lejos, en el Club para Generar Riqueza –un servicio liderado por el gurú de la creación de dinero Mark Ford- la compra y venta de productos es una de las actividades en las que más se insiste, debido a su potencial y a las opciones que presenta para cualquier persona de clase media.

En ese sentido, aprovechar las ventajas de comprar productos económicos a proveedores chinos para luego revender en Argentina e incluso en otros países de la región es por lejos la mejor opción.

Sin embargo, muchas personas no se animan a pasar por el proceso de contactar proveedores y monitorear los envíos, tareas que son indispensables para llevar adelante operaciones exitosas.

Así que vos sos una de esas personas que siente que la importación y exportación de productos no es del todo vara vos, pero tenés dentro el “bichito” de la compra-venta, entonces tenemos otra opción mucho más sencilla y viable: los remates de la Aduana.

Remates en la Aduana: cómo participar

Después de doce años, la Aduana volvió a realizar la subasta de toda la mercadería que por distintos motivos es retenida en sus instalaciones. Así, a través de Banco Ciudad, cualquier persona puede adquirir desde un lote abandonado de cámaras fotográficas hasta ropa, un termo o incluso un fuselaje de avión.

Se trata de paquetes no declarados o nunca retirados por las personas que los encargaron, algo que sucede a menudo.

La oportunidad allí es que adquieras alguno o varios de esos productos y luego los revendas a un precio mayor, sin necesidad de salir del país ni de hacer trámites engorrosos.

El Banco Ciudad, que regula la participación para evitar mafias como la llamada “Liga” en los remates tradicionales de inmuebles,  impone como requisito el previo registro de aquellos que quieran participar en la subasta.

A la hora de ofertar, hay dos mecanismos posibles para hacerlo:

  • Bajo sobre.
  • De forma presencial.

Quienes tengan una mañana ocupada los días viernes –cuando generalmente se realizan las subastas de Aduana- pueden, hasta el día anterior a ella, dejar un sobre con la oferta que indique cuánto se está dispuesto a pagar por uno o varios de los productos del catálogo. Este mecanismo requiere también del abono de un derecho de oferta bajo sobre.

Por su parte, la oferta de modo presencial requiere presentarse a las 11 horas con DNI o constancia de CUIT o CUIL y abonar una seña o comisión de compra que, según el tipo de producto, oscila entre el 3% y el 15% del valor del lote.

¿Qué tipo de productos se subasta?

Por ejemplo, en el catálogo de mercaderías olvidadas en la Aduana que se subastaron el 28 de julio se vendió un lote de 46 cajas de cotillón de dientes de Drácula por $51.004.

Las 46 cajas eran en total 6.624 unidades, lo que nos deja cada unidad a 7 pesos.

Si las vendieras sólo a $10 cada una, estamos hablando de una rentabilidad del 30%.

Ahora sacá vos las cuentas para estos otros bultos vendidos:

  • Cajas con juegos para frenos de múltiples modelos ($ 154 millones).
  • Un alineador hidráulico ($14.957).
  • Partes de silenciadores de escape ($ 7.700).
  • 60 servos de freno ($ 46.200).
  • 8 capotas marítimas para el modelo Peugeot 207 ($19.789 el conjunto).
  • 6 cajas de cintas de seguridad de poliéster de 251 kilos, tasadas en $48.868,36.
  • 1 juego de 132 barriles de madera de roble americano, con un precio de $304.920.
  • 1 juego de rollos de tela, que pesa 12.100 kilos se vende por $ 1.267.112.
  • 326 cajas con 13.0404 joysticks analógicos compatibles con la consola PS2, que se venden a $ 251.020.
  • 000 adornos navideños, disponibles en dos bultos a $ 154.000.
  • Un juego de 132 barriles de madera de roble americano, con un precio de $304.920

Como podrás apreciar, se trata de productos de lo más diversos, que podrían constituir una fuente comercial interesante para vos.

 Una táctica comercial sencilla y rápida

 

Fuente: Creando riqueza

3 comentarios de “Remates de la Aduana: mercadería para reventa a precio muy económico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.