Quitas de subsidios y los pasos a seguir de los usuarios

El Ejecutivo comunicó la implementación de un registro para que los usuarios puedan renunciar a que se le continúe subsidiando su consumo de servicios públicos. Sin embargo, quienes deseen seguir recibiendo el beneficio también deberán presentar una declaración.

El gobierno nacional anunció esta tarde que le retirará a partir del 1º de enero los subsidios a los consumos de servicios públicos de las personas que viven en Puerto Madero y Barrio Parque, en la Ciudad de Buenos Aires. La medida también se aplicará a todos los countries del país. Estos usuarios comenzarán a pagar la totalidad de su consumo de agua, luz y gas a partir del 2012.

Además, adelantó que se creará un registro especial para que los usuarios de altos ingresos puedan renunciar voluntariamente a la ayuda estatal. Es decir, todos aquellas personas o empresas que consideren que están en condiciones de pagar íntegramente sus boletas de servicios públicos les solicitarán al Estado que retiren el subsidio que se les aplica a sus consumos.

Los usuarios que deseen seguir recibiendo la ayuda del Estado también deberán completar dicho registro informando expresamente que no pueden pagar la totalidad de su consumo de luz, agua y gas.

Es importante comprender que toda aquella persona que no se inscriba en los formularios comenzará a abonar todo su consumo. «La no respuesta se entenderá como que la persona no necesita el subsidio», aclaró el ministro de Planificación, Julio De Vido.

El registro estará disponible a partir del 1º de enero y comenzará a regir en la Ciudad de Buenos Aires, distrito donde vive el 53% de los usuarios que son subsidiados por el Estado Nacional. 

El Gobierno informó que en un primer término se instrumentará de la siguiente forma: los usuarios recibirán en sus hogares un formulario que acompañará la próxima factura para que cada familia exprese si necesita o no el subsidio.

A partir de lo que completen los consumidores, que tendrá valor similar al de una declaración jurada, el Gobierno hará un entrecruzamiento de datos para observar si es procedente o no la solicitud.

«En los casos en que no coincida con la situación real, enviaremos el servicio de visita social a cada domicilio para poder tener la mayor equidad. Todo va a estar presentado y registrado para darle mayor transparencia y hacer público la forma de adjudicar los subsidios«, explicó el vicepresidente electo, Amado Boudou.

En los próximos días se conocerán más precisiones sobre la forma y los datos que deberán completar los usuarios que deseen renunciar al beneficio económico y también quienes pretendan seguir recibiéndolo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.