Pilar:Dan por muerto a un bebé prematuro y estaba vivo, se encuentra en grave estado

Santino, con casi 600 gramos, pelea por su vida. Otro caso como la bebé chaqueña Luz Milagro causa conmoción en la sociedad. Esta vez, en Pilar.

La joven Gisele Franco dio a luz a Santino Manuel, con apenas 25 semanas de gestación, en el Hospital «Juan Carlos Sanguinetti» de la localidad bonaerense de Pilar, donde fue dado por muerto y no habría recibido de inmediato las intervenciones de protocolo.

Ante la terrible noticia, la madre de Gisele, Viviana Miranda, quiso ver a su nieto supuestamente «fallecido» y al verlo se dio cuenta que se movía. En ese instante, le exigió a la ginecóloga que lo atienda y luego de varias horas lograron que Santino sea trasladado a otro sanatorio y colocado en una incubadora adecuada.

Este hecho muy similar a lo ocurrido con la beba chaqueña Luz Milagro, sucedió el pasado 18 de noviembre cuando Gisele, de 21 años, llegó al Hospital de Pilar cerca de las 04:30 y la recepcionista de guardia le dijo que se fuera a la Maternidad de Derqui porque el hospital no estaba preparado para partos en ese momento.

Según publica un matutino porteño, Viviana le explicó a la recepcionista que su hija no llegaba, que las contracciones eran muy fuertes. Entonces, en el Consultorio 2 de la Planta Baja, la atendió una ginecóloga. «Todo fue rapidísimo. La médica le pidió a Gisele que no pujara. No hizo falta. El bebé nació en minutos. Pero nunca lloró».

Al nacer el bebé, la ginecóloga le comunició a Gisele: «Tu bebé tuvo complicaciones y murió», según consta en la denuncia realizada luego en la Comisaría.

Fue en ese momento, que Viviana solicitó ver a su nieto y la médica repitió: «Nació, pero está muerto».

«La médica sacó de abajo de una mesada una chata de plástico blanca. Estaba en el piso, tapada con un trapo verde», recuerda la abuela. Allí estaba Santino de 660 gramos.

«Está vivo», dijo Viviana cuando lo vio moverse, chiquito, todavía en el suelo. «No mami son reflejos», insistió la ginecóloga. Santino seguía en la chata, rodeado de placenta. «No. Está vivo. Levántenlo de ahí», gritó.

Tras el pedido de la abuela, la médica -no se sabe el nombre- lo apoyó sobre la mesada, comenzó a limpiarlo y el bebé se movía cada vez más, por lo que fue a buscar ayuda.

Rápidamente, otra médica pediatra se hizo presente y le apoyó el estetoscopio en el pecho y sintió los latidos del corazoncito de Santino.

«Fue la única que se hizo cargo de la situación. Lo masajeó, le puso oxígeno y lo tapó con algodón», afirmó Viviana, quien no pudo agradecerle ni tampoco conoce el nombre de la pediatra.

Sin dudarlo, la doctora pidió que calentaran solución salina para el bebé y no se despegó de Santino, mientras pedía una incubadora para prematuros para trasladarlo al Hospital Materno Infantil de Derqui.

Estado crítico

Santino pesa unos 540 gramos. Los médicos en Derqui explicaron que tiene un pequeño derrame cerebral y una fisura en el corazón que intentan cerrar con medicación. Tuvieron que hacerle dos transfusiones y sigue con respirador. «Es día a día. Paso a paso», dijeron.

Denuncia por mala praxis

El director del hospital Sanguinetti, Gustavo Niotti, quien además es subsecretario de Salud de Pilar, opinó que este hecho «es un caso inadmisible y totalmente repudiable» y, en ese sentido, prometió «ir hasta las últimas consecuencias en la investigación».

«La médica ya fue apartada del cargo y se le inició un sumario administrativo», contó Niotti, quien también prometió que la ginecóloga de apellido Villegas,  será echada definitivamente si se comprueba que hubo mala praxis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.