Parque Chacabuco: Balean a pareja en la vía pública para robarles los celulares

sangre-pareja-baleada  El sangriento hecho ocurrió en el barrio porteño de Parque Chacabuco cuando malvivientes interceptaron a la pareja y, tras consumar el asalto, les dispararon a quemarropa. Más tarde, los delincuentes utilizaron el teléfono de una de las víctimas para realizar un secuestro virtual pero la abuela de la chica desestimó el llamado.

Una pareja de jóvenes fue baleada por dos delincuentes que les robaron sus teléfonos celulares en el barrio porteño de Parque Chacabuco, y la chica se encuentra internada en grave estado, informaron este lunes fuentes policiales.

Tras el ataque, los delincuentes intentaron cometer un secuestro virtual con uno de los teléfonos robados, al llamar a la abuela de la joven, a quien no lograron engañar porque ya sabía que su nieta estaba internada.

El hecho ocurrió el pasado sábado, cuando Mauro Damián Mazzitelli y Josefina Pintos, ambos de 21 años, caminaban al cumpleaños de unos amigos por la calle Tejedor, en el mencionado barrio de la Ciudad de Buenos Aires.

Las fuentes relataron que en la esquina de Tejedor y Avenida La Plata, a la vuelta de la comisaría 10ma., la pareja fue sorprendida por dos hombres a bordo de una motocicleta, uno de los cuales los baleó en plena vía pública, le robó sus teléfonos celulares y escapó con su cómplice en el rodado.

Un patrullero de la Policía Federal (PFA) que circulaba por la Avenida La Plata fue alertado por el joven y cuando los policías constataron que estaban heridos, pidieron asistencia al servicio de emergencias médicas SAME.

Los voceros explicaron que los jóvenes fueron trasladados de urgencia al Hospital Durand y que una vez allí se determinó que la chica recibió dos tiros en el pecho y dos en el brazo izquierdo, mientras que su novio presentaba un balazo en la mano izquierda.

El joven fue derivado al Sanatorio Agote, sin riesgo de vida, mientras que su pareja fue intervenida quirúrgicamente en el Hospital Durand y, según comentaron sus familiares, quedó internada allí en coma inducido y con una bala alojada en la columna vertebral.

Lucrecia, la madre de Josefina, también contó a la prensa que mientras los jóvenes eran asistidos por médicos, los delincuentes llamaron a la abuela de la joven desde su teléfono robado e intentaron realizar un secuestro virtual pidiendo un rescate en dólares.

El hecho fue designado a la Fiscalía 28 porteña, a cargo de Graciela Gils Carbó, que ya ordenó distintas pesquisas para intentar esclarecer el episodio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.