Padre Fernando Abraham, sin DISPO y sin protocolos

Una vez más, el mediático y político cura Fernando Abraham, vuelve a demostrar que lo suyo pasa más por necesidades personales y una necesidad que satisfaga su gran Ego, que por el servicio al prójimo, lo que lo habla muy mal de su tarea pastoral.

Con una pandemia descontrolada en el mundo y un crecimiento de contagios en la Argentina, los servicios religiosos se autorizaron con el cumplimiento de específicos protocolos, pero principalmente con el respeto por el DISPO, en el caso de las Iglesias su capacidad no puede superar el 25% de su capacidad, algo que parece Abraham y sus colaboradores no respetaron.

La ceremonia celebrada el 24 de diciembre en la Parroquia San Judas Tadeo Lanús Centro, de la calle 2 de Mayo 2938, es una muestra más de los excesos de un cura descarrilado y poco respetuoso del respeto al prójimo, alguna vez deberá rendir cuentas por sus actos poco católicos.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *