Ordenan a la Ciudad que extreme las medidas de seguridad en la 9 de Julio

Lo solicitó el Juez en lo Contencioso Administrativo y Tributario, Guillermo Scheibler. El magistrado dispuso que se instalen paneles acústicos en el casco histórico y que asegure la movilidad de los habitantes. Por el trazado del TC 2000 hay caos de tránsito en la zona del Obelisco.

El Juez en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires Guillermo Scheibler ordenó al gobierno porteño extremar los recaudos de seguridad para la realización de la carrera de TC 2000 en el circuito callejero en el centro de la Capital, que se proteja con paneles acústicos el casco histórico y que se asegure la movilidad de los habitantes.

Fuentes judiciales confirmaron que el magistrado rechazó una medida cautelar interpuesta para frenar la competencia, pero ordenó el cumplimiento de cinco medidas, entre ellas que se proteja con paneles acústicos el casco histórico, y que se asegure la movilidad de los habitantes. «Gran parte de la competencia tendrá lugar en un espacio que cuenta con una protección legal específica y que tiene edificios centenarios (que no siempre se encuentran en buen estado de conservación), por lo que los autos a gran velocidad pueden producir vibraciones peligrosas”, sostuvo el Juez, que por tal motivo recomendó la instalación de barreras acústicas.

El fallo ordena “extremar el estricto cumplimiento de la totalidad de las medidas de seguridad diseñadas para el evento e instalar barreras acústicas sobre ambas márgenes del circuito, en toda la porción de su traza que atraviese el distrito de zonificación APH 1 (la que delimita el casco histórico en torno al Cabildo, la Plaza de Mayo y la Casa de Gobierno), con carácter previo al comienzo de las pruebas clasificatorias”.

Además pidió que la Agencia de Protección Ambiental “realice mediciones de niveles sonoros y vibraciones en diversos puntos del circuito” y “dar estricto cumplimiento a la normativa vigente en materia de expendio y almacenamiento de combustibles y manejo, transporte y tratamiento de residuos peligrosos derivados de hidrocarburos”.

La resolución dispone además “adoptar los recaudos que aseguren la movilidad de los habitantes del sector urbano interno del circuito, especialmente de aquellos con capacidades reducidas”.

Las fuentes explicaron que la diputada porteña Delia Bisutti había pedido el dictado de una medida cautelar que impidiera la realización de la carrera, pero el Juez rechazó ese planteo ante la inminencia del evento.

Sin embargo, supeditó la realización de la competencia al cumplimiento de sus disposiciones.

De acuerdo a la causa, el gobierno porteño sostuvo que se realizó el estudio de impacto ambiental y que la Agencia de Protección Ambiental emitió su dictamen donde informó que, “con las características propias del caso, la actividad no resultaba catalogada como potencialmente contaminante por ruidos y vibraciones y observó que la excepcionalidad reside en el hecho de que se trata de una actividad transitoria de corta duración y en que las fuentes sonoras a considerar para el eventual impacto ambiental son del tipo móvil”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.