Mendoza:Escándalo por video de torturas a detenidos, 4 penitenciarios detenidos y 3 jefes cesanteados

Prisioneros torturados, el horror y las imágenes. El hecho generó la indignación del ministro de Gobierno de la provincia.

Un gran escándalo se generó en Mendoza con la aparición de un video con maltratos de penitenciarios a prisioneros.

El ministro de Gobierno de la provincia, Mario Adaro, resolvió pasar a disponibilidad a los agentes que participaron de torturas a detenidos en la unidad penitenciaria de San Felipe, así como al Jefe de Seguridad interna que estaba de servicio cuando ocurrieron las golpizas.

Tres jefes de distintas áreas del penal mendocino San Felipe fueron separados de sus cargos y cuatro efectivos del Servicio Penitenciario provincial quedaron detenidos, tras una denuncia por maltratos y torturas a presos y la difusión de un video en la que se ve cuando aplican tormentos a un recluso.

Fuentes del ministerio de Gobierno de Mendoza informaron que fueron separados de sus cargos los jefes de Seguridad Interna, de Inspección y de turno del penal San Felipe.

En tanto, por orden judicial fueron detenidos cuatro penitenciarios identificados en las imágenes de la sesión de torturas filmadas con un celular y se procuraba localizar a un quinto, que está prófugo.

Se trata de los penitenciarios Daniel Perón, Luis D`ambrosio, Germán Núñez y José Arredondo, mientras que el prófugo fue identificado como Jhonatan Navarro.

El ministro se reunió con la Comisión Bicameral de Seguridad de la Legislatura para explicar ante los legisladores lo ocurrido en la cárcel durante 2010. El hecho fue puesto en evidencia en una denuncia presentada por el abogado de derechos humanos Diego Lavado, en la que aportó videos tomados a través de un teléfono celular en el momento en que se producían los hechos.

Tras ratificar la política de derechos humanos del Gobierno, Adaro calificó al episodio como lamentable y dijo: «vamos a perseguir a estos agentes marginales, a estos torturadores de la democracia».

«Es bueno que esto salga a la luz para dar el debate, que esto sea público, porque queremos un sistema penitenciario que rehabilite», añadió.

«Hay un video que puede ser tipificado como tortura», dijo, pero resaltó que «es un caso excepcional», e indicó que si bien estarían identificado los violadores de los derechos humanos, no así los internos que participaron en el episodio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.