Los efectos de Tuci, la «nueva cocaína» que enciende la alarma

Se comercializa en fiestas electrónicas. Dos gramos pueden llegar a costar hasta $2.000.

El «tuci» o el polvo rosa, conocido como «la nueva cocaína» se comercializa y expande en los boliches más caros y en las fiestas más exclusivas de Buenos Aires. Sus efectos son muy nocivos y podrían causar la muerte de quien la consume.

Cristian, un joven de 30 años explicó que «En los boliches de Palermo no la vas a encontrar ni en pedo». «Yo suelo ir a fiestas electrónicas y ahí la ves con naturalidad. La mueven ahí. Las veces que voy a un boliche en donde pasan cumbia o ‘cachengue’ no la veo. Pertenece a la high society, como decimos entre amigos», agregó.

El jefe del área de Toxicología del Hospital Fernández, Carlos Damín, explicó que el tuci «es la ‘cocaína rosa’ o 2 CB cuyo nombre químico es 4-bromo-2,5-dimetoxifeniletilamina. Es una sustancia sintética, cuyo efecto es similar al del éxtasis y el LSD».

En 2017, la droga fue incluida dentro de la lista de estupefacientes ilegales en el país. En el decreto 722/91, el tuci se exhibe en un listado de sustancias prohibidas.

Sobre los síntomas al consumir esta droga, Cristian explicó: «Por la segunda la dejé de consumir. La primera vez me sentí igual que con otras sustancias de este tipo. Extasiado por decir de alguna manera. Cuando volví a hacerlo me di cuenta de lo tóxica que es esta droga: estuve varios días con vómitos, temí lo peor. Me hizo dejar todas las demás».

Geraldine Peronace, médica psiquiatra y especialista en adicciones, manifestó: «Actualmente está de moda y, según algunos consumidores, esto les genera una sensación de status. Tras consumir 2C-B, el resultado puede variar de acuerdo con el rango de la dosis. Se dice que a los 15 minutos de haber sido inhalada, empiezan efectos psicodélicos parecidos a los del éxtasis. Se experimentan desde tics o movimientos espasmódicos involuntarios hasta alucinaciones visuales».

Poronace agregó sobre la sustancia: «No se sabe mucho de la calidad de la sustancia; al ser un ‘polvito’ no se sabe con qué la cortan, en general a este tipo de drogas las fraccionan con sustancias de corte que se desconocen». «El ‘laboratorio’ de las drogas sintéticas es el boliche o la fiesta, se prueban en el uso y cuando pegan mal, como suele decirse, las sacan del mercado -reconoció la toxicóloga-. A medida que pase el tiempo conoceremos las secuelas reales».

«Los efectos suelen durar entre 4 y 8 horas y, en total, suelen transcurrir unas 8/10 horas desde la ingesta hasta que se retorna al estado inicial, siempre dependiendo de la dosis y de la persona», expresó Peronace.

El doctor Damín, quien también preside Fundartox, aseguró: «El consumo de tuci produce arritmias cardíacas y cuadros de psicosis tóxicas. Son complicaciones graves, las cuales pueden producir la muerte dependiendo de la dosis y la adulteración de la sustancia».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.