Los destinos playeros del «AeroCoqui»

Los otros lugares elegidos por el Gobernador Jorge Capitanich en los que aterrizó con el avión oficial de Chaco. Punta del Este, Río de Janeiro y Panamá.

El escándalo desatado por la utilización de aviones del Estado para  viajes personales por parte del gobernador de Chaco, Jorge Capitanich,  no se detiene. Además de las vacaciones en Panamá, que él negó, Punta  del Este, Río de Janeiro y el aeropuerto de Santa Cruz de la Sierra, en  Bolivia, figuran en la planilla de vuelos internacionales del Lear Jet  60.

Uno de ellos fue el 25 de enero del año pasado, a las 11 de  la mañana, cuando la aeronave aterrizó en el aeropuerto de Río de  Janeiro con 25 pasajeros. Cuatro días más tarde, llegó al aeropuerto de Punta del Este, donde sus hijas suelen vacacionar, según informó Clarín.  En 2011 estuvo varias veces en el aeropuerto internacional de Viru Viru  (Santa Cruz de la Sierra). Ese lugar es una escala técnica en planes de  vuelo rumbo a centroamérica. Además, figuran decenas de vuelos a  distintos puntos del país.

Según confirmó el  ministro de Gobierno de Chaco, Juan Manuel Pedrini, el Lear Jeat 60,  matrícula LV-CIO, es utilizado a menudo por el gobernador.

Versiones  encontradas.

Ayer Capitanich había dicho que según él, aprovechó una  revisión técnica reglamentaria que debía hacer en Panamá la aeronave de  la provincia. Sin embargo, la empresa que realizó la logística del avión  en el aeropuerto panameño, Pipo D.S.SA, contradijo esa versión. “Sólo  se le suministró hidrógeno a una cubierta”, detallaron.

Quejas.

La diputada nacional por el Chaco, Alicia Terada (Coalición Cívica), se  refirió al tema: «Los chaqueños estamos acostumbrados a ver como muchos  funcionarios hacen uso privado de los bienes públicos del estado  provincial. Hoy nos llama la atención enterarnos que el gobernador haya  usado el avión oficial de la provincia para viajar con su familia a  Panamá en sus vacaciones. Una investidura como la del gobernador de una  provincia debe guardar las formas, como la mujer del César no debe serlo  sino también parecerlo».

Fuente:Perfil.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.