Lomas de Zamora: Suspenden el juicio oral por el asesinato de Rodrigo González porque el acusado dejo estar estresado

Se suspendió el juicio por Rodrigo González, el hombre asesinado de un tiro durante un robo en agosto de 2019, en Temperley, porque el imputado está con “estrés”. La audiencia de inicio del juicio oral y público debía comenzar este miércoles en los Tribunales de Lomas de Zamora. “Se dilata el tiempo y ahora no sabemos cuándo nos van a dar una nueva fecha”, manifestó la familia de la víctima.

Luego de casi tres años, la familia de Rodrigo esperaba el comienzo del juicio oral a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora. Sin embargo, desde la fiscalía les comunicaron este martes que “el abogado del imputado presentó un certificado médico indicando que por estrés no puede presentarse a la audiencia del 29 de junio”.

“Nos da mucha bronca que pasen este tipo de cosas. Estábamos esperando con mucho dolor este juicio por el que nunca nos imaginamos pasar y ahora al asesino le avalaron un certificado que presentó un día antes de la audiencia. Es increíble que al final él tenga más derechos que nosotros”, apuntó Soledad, la cuñada de Rodrigo.

El imputado es Gabriel Castro y está acusado por el delito de “robo agravado y homicidio criminis causa, ambos en tentativa, y homicidio agravado”, imputación que tiene una pena máxima de prisión perpetua.

“Para mi es una artimaña para dilatar el juicio”, manifestó Soledad. Por ahora la familia de la víctima está a la espera de que le notifiquen cuándo empezará el proceso judicial.

El hecho

El hecho ocurrió el 17 de agosto de 2019, pasadas las 21, en Zuviría al 400, casi esquina Gral. Iriarte, Temperley. Rodrigo González estaba en una habitación de la casa mientras se festejaba un cumpleaños.

Minutos antes, un delincuente armado había intentado sustraer un vehículo sobre la calle Iriarte al 800 pero como se tiroteó y no pudo terminar de cometer el delito, junto a otro delincuente, fue hasta la vuelta, sobre Zuviría, donde vio que un hombre descendía de un vehículo e ingresaba a una casa.

Según la acusación, Castro pasó por el frente de esa vivienda y disparó en varias oportunidades contra ella. Uno de los balazos ingresó por la ventana e impactó en el pecho de González. El hombre de 35 años murió horas más tarde en Hospital Gandulfo, tras ser operado.

El delincuente, en tanto, continuó su raid delictivo, robó una camioneta a pocos metros y escapó. Castro fue detenido en la vivienda de sus padres en Isidro Casanova. Presentaba una herida compatible con la que los testigos vieron que tenía tras el tiroteo con el vecino de Temperley al que intentó robarle la camioneta. Además, se había cortado el pelo para no ser reconocido.

Las imágenes de cámara de seguridad de la zona fueron claves para reconocer a Castro y dar con el acusado de asesinar a Rodrigo González.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.