Lo dejan preso para evitar que mate a su ex mujer

Violó la restricción de acercarse y le quemó la moto. Es excarcelable, pero un juez de Lomas de Zamora le negó el beneficio porque consideró que la violencia de género no puede tratarse como a un delito común.

Tenía prohibido acercarse a su ex mujer. Sin embargo, violó la disposición: le incendió la moto y destrozó parte de su local. Pese a que son delitos excarcelables, el juez de Lomas de Zamora que quedó a cargo de la causa decidió que el hombre quedara preso al considerar que el hecho se da en un contexto de violencia de género que podría derivar en la muerte de la mujer.

Mejor prevenir que curar, parece haber sido la consigna que orientó la decisión del juez Gabriel Vitale. «Cada vez que se comprueba que la mayoría de los femicidios tienen atrás una historia previa de denuncias y pedidos desesperados de ayuda, nunca respondidos por quienes tienen la obligación de hacerlo, el acto se repite«, afirmó el magistrado en la resolución a la que accedió la agencia de noticias Télam.

Esa conclusión, aclaró Vitale, corresponde al camarista federal platense Carlos Rozanski, quien impulsa la incorporación de la figura del femicidio en el Código Penal y considera erróneo «tratar los casos e investigaciones como si fueran delitos comunes y sin características tan específicas».

El caso al que hace referencia el juez es el de un matrimonio que se separó hace meses. Pero tras la ruptura, el hombre, identificado como D.E.C., de 31 años, inició una seguidilla de agresiones que motivaron varias denuncias de su ex mujer (C.N.A, de 28) por lesiones y amenazas. Un juzgado de familia ordenó entonces una restricción para acercarse a ella y al hijo de ambos.

Sin embargo, el 19 de marzo pasado, el hombre fue hasta el maxikiosco que C.N.A. tiene en la localidad de Villa Centenario, Lomas de Zamora, tiró al suelo una moto de ella, le arrojó tres sillas de plástico, una mesa y prendió fuego todo. Después, golpeó el frente del local y provocó algunos destrozos.

D.E.C. fue detenido por esos incidentes, pero como no tenía antecedentes su defensora oficial pidió que se lo excarcelara, ya que el delito de «daño» por el que quedó acusado no supera la pena de ocho años de cárcel.

Sin embargo, el juez Vitale le rechazó la excarcelación porque tuvo en cuenta los antecedentes del caso y mencionó que «la garantía del imputado de gozar de la libertad durante el trascurso del proceso, se contrapone a la manifestación de la víctima» sobre los hechos que venía sufriendo.

La mujer negó que lo ocurrido fuera un hecho aislado, dijo que su ex marido “en varias oportunidades” la lesionó y lo definió como a una «persona agresiva, que padece problemas de adicciones a los estupefacientes. Además, señaló que su hijo estaba atemorizado por los ataques.

Con esos antecedentes, el juez decidió dejar preso al acusado al entender que «la imputación se desarrolló en el contexto de violencia familiar y violencia contra la mujer». Y señaló la necesidad de tomar en cuenta “las características especiales que le dan contexto de realización al hecho”.

«Es por ello que no encuentro, por el momento, alguna otra medida menos gravosa que la privación de la libertad para asegurar los fines del proceso y sus víctimas«, aseguró.

Mientras resuelve la situación procesal del detenido, quien está alojado en una comisaría, el juez ordenó que se le brinde apoyo psicológico y psiquiátrico.

 

Dónde pedir ayuda:

Oficina de Violencia Doméstica de la CSJN (no se atienden consultas telefónicas): Lavalle 1250

Dirección General de la Mujer: 0800-666- 8537

Casa del Encuentro: Rivadavia 3917, 4982-2550. Emergencias: 15-5938-4357.

Brigada Móvil de Atención a Víctimas de Violencia Familiar: 137 (Actúa sólo en C.A.B.A)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *