Laura Lavandeira la mentirosa que faltaba

Por estas horas, la concejal de Juntos por el Cambio, del partido de Lanús, Laura Lavandeira, hizo declaraciones que vuelven a dejarla mal parada como tantas veces y que además de no aportar nada a la gestión de Néstor Grindetti suma para el repudio que la misma genera entre propios y ajenos por una conducta personal que irrita.

Su mención en los medios fue por polémicas y no por méritos, por el año 2018, los propios dirigentes del PRO pedían que sea expulsada del partido por haberse retirado de una sesión del HCD de Lanús donde se votaba una reducción de salarios a los cobradores municipales, se denunciaba intereses personales en el tema a votar, aunque Lavandeira adujo que perdía un micro con destino a La Costa, una explicación ridícula de ser cierta pero no sorprendió a nadie.

Luego volvió a ser mencionada en algunos medios locales y redes sociales por indignados fiscales que luego de las PASO, se encontraron que Lavanderia había preparado en Valentín Alsina un agasajo para las autoridades locales de Juntos por el Cambio con sandwich de miga y champagne, mientras que los militantes solo tuvieron un sandwich de fiambre y un alfajor durante la jornada.

Ahora, como es su costumbre, una mala costumbre por cierto, subestima con sus declaraciones la inteligencia de los vecinos al afirmar que cuando fueron gobierno jamás se fijaron quien era el intendente del distrito, son conocidos los reclamos de los intendentes peronistas por distintas cuestiones con el gobierno de María Eugenia Vidal en la provincia y de criticas similares a Mauricio Macri por parte de gobernadores opositores, pero sin ir muy lejos se puede mencionar la diferencia de recursos otorgados a Lanús con Grindetti y Quilmes en épocas de Martiniano Molina, con la quita de policías y la restricción de recursos a Avellaneda con Jorge Ferraresi o Lomas de Zamora con Insaurralde.

Si Laura Lavandeira está capacitada para el cargo, esta realidad la sabía y la sabe y sino debería renunciar y dedicarse a otra cosa, porque los ciudadanos ya están cansados de las mentiras y de políticos que sean irresponsables a la hora de hacer declaraciones.

Poco ha hecho la gestión de Néstor Grindetti si vemos con detalle los millones recibidos de la provincia de Buenos Aires, poco ha mejorada la calidad de vida de los vecinos de Lanús, salvo algunos emprendimientos millonarios de empresas que operan en el Polo Industrial, una especie de refugio donde se cortaron calles dificultando el tránsito de miles de vecinos que tienen que sortear varias cuadras para ir a su destino, en calidad ambiental Lanús es un desastre, motivo por el cual afirmar que se mejoró la calidad de vida de los vecinos es un acto de hipocresía o ignorancia.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *