Laprida: La autopsia a la mujer que apareció muerta en una comisaría confirma que no se suicidó

Desde la policía declararon que la mujer se ahorcó en su celda luego de ser arrestada por disturbios, pero una nueva autopsia determinó que murió por un cuadro general asfíctico.

Una mujer de 25 años fue arrestada por una contravención el domingo 5 de junio en la Estación de Policía Comunal de Laprida y, horas más tarde, efectivos de la policía comunicaron que estaba muerta. Según declararon en aquel entonces, la joven fue identificada como Daiana Soledad Abregú y encontraron que se suicidó en la celda en donde estaba.

Aunque una segunda autopsia reveló recientemente que no se encontraron marcas en el cuerpo de la mujer que respaldaran dicha hipótesis. En un principio, los estudios realizados por la Asesoría Pericial del MPF en Azul constató que falleció por asfixia y la única lesión hallada fue la que se generó luego que se ahorcó con su propia campera.

Sin embargo, un nuevo análisis forense brindó detalles diferentes sobre la autopsia que indicarían que no se suicidó. En este sentido, no había lesiones en el cuello compatibles con lo declarado por los policías, y se determinó que la mujer murió por un cuadro general asfíctico.

De esta manera, el documento de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) indicó: “A la espera de los informes finales, este resultado echa por tierra la hipótesis del suicidio, tal como habían sostenido los funcionarios policiales desde el primer momento”.

Luego, agregaban que “La escena en que fue hallado su cuerpo fue armada por los funcionarios policiales para ocultar lo ocurrido, confirmando varios indicios obrantes en la causa”. En los siguientes estudios deberían confirmar cuál fue el mecanismo de asfixia que provocó su muerte.

En cuanto a las razones para llevar adelante un segundo análisis, desde la Comisión manifestaron que no se cumplió el procedimiento adecuado. Entre ellos, “No se realizaron radiografías, fotografías completas ni filmaciones conforme lo establecen los protocolos vigentes, además no se completaron extracciones de piel que podrían dilucidar el origen de algunas lesiones que se observaban ya en ese momento”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.