La Plata:Detuvieron a los presuntos asesinos de una joven madre para robarle $900

Dos hombres fueron aprehendidos acusados de haber masacrado de 11 puñaladas a María Eugenia Brambilla en su departamento de La Plata. Sus hijos menores, que estaban encerrados en una habitación, encontraron el cadáver minutos más tarde.

Se trata de los sospechosos de haber cometido el crimen de María Eugenia Brambilla (36) en el departamento en el que estaban su hija de 15 años y su hijo de 8, situado la calle 74 entre 4 y 5, de la capital provincial.

Las detenciones fueron efectuadas por personal de la comisaría 8va y de la Departamental de Investigaciones (DDI) de La Plata, detuvieron en horas de la tarde a dos personas indicadas como los autores del homicidio.

El primer allanamiento fue realizado en 118 entre 75 y 76, donde se secuestraron dos camperas rompeviento negras, una campera de cuero negra, un pantalón deportivo negro, dos teléfonos Nextel, dos celulares Nokia, dos cuchillos y una tijera con manchas de sangre.

En el segundo domicilio allanado, en la calle 75 entre 116 y 117, los investigadores se incautaron de un facón chico y dos chalecos inflables con manchas hemáticas.
Ambos detenidos quedaron a disposición del fiscal platense Fernando Cartasegna, a cargo de la investigación de este hecho.

El crimen se cometió en la noche del sábado último. La mujer y sus hijos estaban reunidos en la casa cuando sonó el timbre de la vivienda y la adolescente, al no tener respuesta por el portero eléctrico sobre quién era, abrió la puerta y no vio a nadie.

Cuando la joven se disponía a cerrar la puerta fue abordada por dos encapuchados que irrumpieron en el departamento y, bajo amenazas con una cuchilla, la redujeron y la obligaron a dejarlos ingresar.

Los delincuentes ordenaron a la adolescente y a su hermano que se quedaran encerrados en su habitación, en tanto amenazaron a su madre y le exigieron que les entregara dinero.

Al parecer la mujer se opuso a acceder a las exigencias y los delincuentes la golpearon y le aplicaron seis cuchilladas en el rostro y otras cinco en el cuello, a raíz de lo cual murió en el lugar.

Tras apoderarse de unos 900 pesos que la víctima guardaba en la casa, los asaltantes escaparon, precisaron los voceros.

Poco después y ante el silencio en la casa, los hijos de Brambilla, que se habían escondido debajo de una cama, salieron de la habitación y encontraron a su madre asesinada. De inmediato, la adolescente pidió ayuda a un vecino, que avisó del hecho a la policía.

Télam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.