La Plata:Carolina Píparo “Me siento indignada, pero no sorprendida”

Luego del robo que sufrió en su departamento de La Plata, Carolina Píparo se reunió hoy con el ministro de Seguridad bonaerense, Ricardo Casal. Carolina había sido baleada durante una salidera en 2010, estando embarazada de ocho meses, y tras el ataque murió su bebé. «Quiero que empecemos a hablar de los derechos nuestros, de los derechos humanos de la gente, de los derechos humanos que tenía mi hijo», señaló luego del encuentro, en declaraciones a la prensa.

Carolina Píparo, la mujer baleada en una salidera bancaria en 2010 que dio a luz un bebé que murió una semana después, expresó que se siente «indignada» por el nuevo asalto que sufrió en su departamento en La Plata y pidió un debate sobre los Derechos Humanos que tenía su hijo.

«Quiero que empecemos a hablar de los derechos nuestros, de los derechos humanos de la gente, de los derechos humanos que tenía mi hijo», dijo en declaraciones radiales.

Expresó, además, que se siente «indignada pero no sorprendida (por el nuevo asalto), porque los delincuentes se mueven en la provincia con total libertad».

Tras el nuevo robo, aceptó un encuentro con el ministro de Seguridad bonaerense, Ricardo Casal, ante quien le expresó este mediodía su preocupación por la situación vivida.

Píparo afirmó que «si hay que poner un policía por edificio, que se ponga, porque los problemas estructurales de la provincia son terribles», y recordó que «hubo 900 salideras y nunca hicieron nada, pero tuvo que morir mi hijo Isidro para que pusieran unos biombos y proteger a la gente que saca dinero».

«Durante la mañana había estado con mi hija en el departamento porque es un departamento que yo iba a acondicionar para pasar el juicio que se va a hacer próximamente. Lo primero que pensé es en arreglar la puerta (de ingreso al departamento, por una cuestión de seguridad)», recordó.

Y afirmó: «A mí me cuesta mucho ser una persona pública. Ustedes saben que nunca hablé, que nunca aparecí. Pero yo no salí de una telenovela, sino de uno de los crímenes más atroces que pasó en este país».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *