La Plata: Oficial de policía semidesnudo intentó robar casa de pareja gay

  Ocurrió anteanoche en 117 y 73. El acusado trabaja como administrativo en la comisaría novena

Un insólito episodio convulsionó en las últimas horas a los vecinos de un sector de la localidad de Villa Elvira. Fue por una tentativa de robo, en la casa de una pareja gay, donde el acusado, que es policía, quedó enganchado de una reja, según informaron fuentes de la fuerza.

Allí se registró el intento de ingreso, aunque, por circunstancias que no trascendieron, el frustrado intruso no pudo superar un enrejado de poco más de dos metros de altura.

Las mismas fuentes detallaron que, posiblemente por un descuido, el hombre “quedó colgando y no pudo zafarse por sus propios medios”.

En esas circunstancias, en medio de un clima de comenzó a ponerse bastante espeso en el barrio, ya que varios vecinos, al darse cuenta de lo que había intentado hacer, habrían pretendido golpearlo, fue personal de la comisaría 16ª y, del Comando de Patrulla La Plata, quienes lo descolgaron y lo llevaron al hospital Gutiérrez, ya que estaba herido.

Los informantes indicaron a este diario que el sospechoso, que fue identificado como Gustavo Blanco, de 39 años, quien trabaja como administrativo en la seccional novena, con el cargo de oficial subinspector, alcanzó a ingresar en la propiedad, tal vez pensando que no había nadie.

En esas circunstancias, siempre en base a los datos recabados, tomó un ladrillo y trató de romper el vidrio de una ventana trasera. Pero el ruido que provocó, hizo salir despavoridos a los dueños de la vivienda, que sí estaban en el lugar.

A los gritos, empezaron a pedir ayuda, hasta que alguien llamó al 911 y llegó la Policía.

Aparentemente, como el acusado supuso que iba a estar en problemas, intentó escapar por el mismo sitio que había utilizado para ingresar. Aunque quedó en el intento.

“Estaba con el torso desnudo. No sabemos si eso tuvo que ver que el resbalón”, indicó un pesquisa.

Lo cierto que fue, malherido, debieron sacarlo con sumo cuidado y, después de la identificación de rigor, lo llevaron al citado centro asistencial, donde quedó bajo custodia.

Al parecer, la Dirección de Asuntos Internos ya tomó cartas en el asunto y ahora analiza los pasos a seguir.

“Quedará desafectado de servicio y después se avanzará sobre algún tipo de sanción”, expresó una persona con acceso a la causa.

Además, una vez que los médicos que lo asisten le den el alta, será conducido a la fiscalía penal en turno de La Plata, a cargo de Leila Aguilar, que le recibirá declaración indagatoria.

La causa, de manera preventiva, quedó caratulada como “tentativa de robo agravado por escalamiento”, en la que tomó conocimiento el juez de garantías Juan Pablo Masi.

De todas formas, habrá que ver si criterio de la titular de la UFI Nº 5, al evaluar las pruebas reunidas en el expediente, coincide con el que tuvieron quienes llevaron adelante el procedimiento, bajo directivas del Subcomisario Rafael Casamartin.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.